El escolta James Anderson aportó 36 puntos y lideró una lista de seis jugadores que tuvieron números de dos dígitos y ayudaron a los Sixers de Filadelfia a ganar en la prórroga por 123-117 a los Rockets de Houston.

La victoria permite a los Sixers (5-4), que lograron el 42 por ciento en tiros de campo, afianzarse líderes en la División Atlántico.

El alero Evan Turner aportó 23 puntos y el pívot Spencer Hawes y base Tony Wroten anotaron 18 tantos cada uno y los Sixers ganaron el primer partido de la serie que ambos equipos van a disputar esta temporada.

El alero Thaddeus Young y el base reserva Darius Morris encestaron 15 y 10 tantos, respectivamente, y completaron la lista de seis jugadores, incluidos los cinco titulares, que tuvieron números de dos dígitos.

Los Sixers sufrieron la baja por lesión el base rebelación, el novato Michael Carter-Williams, que sufre una contusión en el pie izquierdo.

Los Rockets (5-4), terceros en la División Oeste, que también tuvieron la baja del escolta estrella Jame Harden, baja por el mismo tipo de lesión que Carter-Williams, recibieron el apoyo del base de origen taiwanés Jeremy Lin, que aportó un doble-doble de 34 puntos y 12 asistencias.

El ala-pívot Dwight Howard, que tuvo mejor inspiración encestadora en los tiros de personal, aunque todavía falló 4 de 9, también consiguió un doble-doble de 23 tantos y 15 rebotes.

Mientras que el alero Chandler Parsons llego a los 22 puntos, pero los Rockets siguieron sin saber sentenciar en los momentos decisivos y también le faltaron los puntos ganadores.

El escolta-reserva dominicano Francisco García aunque jugó 20 minutos siguió sin inspiración encestadora al fallar los cuatro tiros que hizo a canasta, que fueron intentos de triples, capturó dos rebotes, repartió dos asistencias y recuperó un balón.