El ala-pívot Glen 'Big Baby' Davis, de los Magic de Orlando, pidió disculpas por el incidente que protagonizó el pasado fin de semana en un motel céntrico de la ciudad.

Tras la derrota sufrida por los Magic frente a los Celtics de Boston, en Orlando, Davis se trasladó a un motel Travelodge, del centro de la ciudad, donde protagonizó disturbios tras romper al menos una computadora del inmueble.

De acuerdo a la policía, la llamada al 911 fue cortada a las 4:03 de la madrugada del sábado, y cuando los agentes llegaron a la escena, ambas partes dijeron que no querían que se escribiera un informe oficial, ni tampoco se presentaron cargos de ningún tipo.

De acuerdo a un vídeo publicado por la página de espectáculo TMZ, que fue la que primero informó del incidente, Davis fue visto hablando con un empleado del hotel y en algún momento golpeó su cabeza con el mostrador.

Un instante después tomó un teclado detrás del mostrador y lo empujó fuera de la computadora.

El jugador de los Magic caminó a través de la habitación y pareció trastabillar mientras iba hacia la salida. Davis se molestó, aparentemente, cuando le dijeron que no había habitaciones disponibles, reportó TMZ.

Los directivos de los Magic, incluyendo el entrenador Jacque Vaughn, informaron al periódico local "Orlando Sentinel" que evaluarán el tema internamente.

Davis, de 27 años, que esta temporada todavía no ha podido jugar por estar lesionado en un pie, se espera que estará todavía de baja al menos durante un mes más y cuando se recupere todo parece indicar que podría ser traspasado ya que el puesto de número cuatro los Magic lo tienen cubierto con los jóvenes valores de Andrew Nicholson y Tobias Harris.