El mes pasado, Richie Incognito dijo que habría repercusiones graves si los Dolphins de Miami seguían permitiendo capturas de quarterback a una tasa alarmante.

"Todos debería ser despedidos", enfatizó.

Nadie en Miami está hablando ya sobre tales capturas. Los despidos, empero, siguen siendo una posibilidad por razones diferentes.

El escándalo de acoso en el club está amenazando la temporada y los empleos en el nivel directivo, poniendo en duda el futuro del entrenador en jefe Joe Philbin, de sus asistentes y del gerente general Jeff Ireland.

El tackle Jonathan Martin afirma que fue hostigado diariamente por compañeros de equipo, incluido Incognito, quien está ahora suspendido. Aunque Martin tiene agendado reunirse esta semana con un investigador especial de la NFL, el propietario de los Dolphins Stephen Ross ha formado dos comités para estudiar lo que ocurre dentro de los vestidores del equipo.

"Se requiere hacer cambios", dijo Ross el lunes durante una conferencia de prensa. "Necesitamos examinar todo internamente".

Alguien dentro de la organización probablemente será señalado culpable principal del escándalo, y la lista la encabeza Ireland. Ross dijo que tenía "confianza total, absoluta" en Philbin, pero apenas mencionó a Ireland, quien no asistió a la conferencia de prensa.

Philbin, quien tiene marca de 11-14 desde que se unió a los Dolphins el año pasado, dijo que agradecía el voto de confianza de Ross.

"La única forma de tener éxito es si existe apoyo dentro de toda la organización", dijo el coach. "Ésta comienza desde arriba".

Ireland, quien rara vez habla en público, no respondió a una solicitud de comentario por parte de The Associated Press.

Los hallazgos del investigador de la NFL podrían cambiar la opinión de Ross, incidir en los últimos siete partidos y derrumbar aún más el decreciente apoyo de los aficionados. Los Dolphins (4-5) se han desplomado después de un inicio de temporada con marca de 3-0, y el lunes se convirtieron en el primer equipo que pierde ante Tampa Bay. Es probable que el domingo tengan otro estadio a medio llenar, cuando reciban a San Diego.

Ireland está en su sexto año con los Dolphins a pesar de que el equipo no ha tenido una temporada ganadora desde 2008, y la paciencia de Ross con su asediado gerente general podría haberse agotado finalmente. Entre sus muchas decisiones personales cuestionables en años recientes, colocar a Martin e Incognito en el mismo lado de la línea parece haber sido la más desastrosa.

"No se trata únicamente de Richie Incognito, no se trata sólo de Jonathan Martin, se trata de la organización como un todo, de arriba abajo", dijo el ex receiver de la NFL Keyshawn Johnson a ESPN, donde es ahora un analista. "En el enclave de un vestidor, todos tienen que coexistir. O uno al menos debe saber qué personalidades se conjuntan; obviamente los Dolphins no hicieron su tarea", agregó.

El ex entrenador de los Dolphins Jimmy Johnson estuvo de acuerdo con esa opinión en la cadena Fox y cuestionó la decisión de Ireland de tomar a Martin en la segunda ronda del draft de 2012.

"Los Dolphins quisieron aprovechar una enorme oportunidad de selección en el draft tomando a Jonathan Martin y tenían grandes expectativas", dijo Johnson. "Bueno, otros equipos rehuyeron a Martin. Quizá los Dolphins debieron haber investigado por qué lo hicieron".

___

Sitio AP NFL en internet: www.pro32.ap.org and http://twitter.com/AP_NFL

___

Steven Wine se encuentra en Twitter en: http://twitter.com/Steve_Wine