Los futbolistas Cristiano Ronaldo y Pepe trabajaron hoy con normalidad en la tercera jornada de entrenamientos con su selección tras permanecer en el gimnasio los dos primeros días de concentración recuperándose de sus molestias.

En el centro de entrenamientos del municipio luso de Óbidos, a 90 kilómetros de Lisboa, los dos jugadores del Real Madrid se juntaron al resto de sus compañeros, por lo que todo indica que estarán listos para participar en los dos partidos de la repesca para el Mundial de Brasil 2014 que juegan Portugal y Suecia.

También se sumó a la sesión sin restricciones el lateral Fábio Coentrao, quien ayer ya saltó al césped pero realizó trabajo específico junto al fisioterapeuta del combinado nacional luso.

El defensa madridista se ha recuperado en tiempo récord de su lesión, un esguince de tobillo que se produjo en una caída durante el partido contra el Rayo Vallecano del pasado 2 de noviembre.

De esta forma, Paulo Bento tiene a sus órdenes a los 24 futbolistas convocados de cara a los cruciales encuentros que medirán a Portugal y a la selección capitaneada por Zlatan Ibrahimovic.

El duelo, que ha despertado una considerable atención mediática, dejará fuera del Mundial a uno de los dos mejores delanteros del momento: Cristiano Ronaldo o Ibrahimovic, estrellas ambos tanto de sus selecciones como de sus equipos.

Los portugueses celebrarán mañana jueves su última sesión de entrenamiento en Óbidos y partirán posteriormente para Lisboa, donde se juega el encuentro el viernes en el Estadio da Luz.