Apple comenzó a vender el nuevo iPad Mini el martes sin la acostumbrada fanfarria.

La empresa por lo general anuncia la fecha de lanzamiento por adelantado, permitiendo que los clientes leales se formen en sus tiendas en la madrugada para ser de los primeros en comprar uno. Esta vez, Apple discretamente emitió un comunicado de prensa sobre su disponibilidad inmediata.

Los inventarios también están limitados. La gente tiene que ordenarlos por internet y recogerlos en las tiendas de Apple.

Esto indica que la empresa tal vez esté teniendo problemas para producir suficientes iPads Mini. El director general Tim Cook reconoció durante una conferencia de prensa hace dos semanas que "no está claro si tendremos suficientes para el trimestre".

El nuevo Mini es la primera versión del iPad que trae la pantalla de alta resolución que Apple llama Retina. También incluye un microprocesador A7 que mejora el rendimiento de la batería, junto con una conectividad más veloz y conectividad celular LTE ampliada.

Está disponible en plata o gris. Los modelos solo con Wi-Fi costarán desde 399 dólares el modelo de 16 gigabytes, mientras que los modelos con capacidad celular se venderán desde 529 dólares con 16 gigabytes.