Pese a que su equipo lidera la Conferencia del Oeste, Gregg Popovich dijo el domingo por la mañana que los Spurs de San Antonio estaban jugando un basquetbol de bajo nivel, y agregó que no había mucho que le gustara respecto a su inicio de temporada.

Los Spurs, dijo su entrenador, estaban ganando debido "a buena fortuna", "sapiencia corporativa" y porque "son más viejos que la tierra".

Al parecer Pop es tan duro con sus pupilos como lo es con los reporteros, aunque la victoria aplastante del domingo, por 120-89 sobre los Knicks de Nueva York, hizo que la evaluación mejorara un poco.

"Pienso que esta noche jugamos un encuentro sólido de alta nota", comentó Popovich. "Hubo algunas cosas buenas en la cancha".

No fue así por parte del equipo de uniforme anaranjado. El entrenador Mike Woodson dijo que los Knicks jugaron sin orgullo, a pesar de enfrentar a una de las franquicias más prestigiosas de la NBA en una visita única al Madison Square Garden.

Danny Green anotó 24 puntos y ganó 10 rebotes — la mayor cifra en su carrera — en la cuarta victoria consecutiva de los Spurs. Kawhi Leonard encestó 18 unidades y Tony Parker sumó 17 en un partido que estuvo reñido durante aproximadamente tres minutos. San Antonio anotó las primeras 10 unidades, tomó una ventaja de hasta 37 puntos, y siempre tuvo el control del juego.

El argentino Manu Ginóbili aportó nueve puntos a la causa de los Spurs. Jugó 22:57 minutos, en los que sumó también cinco rebotes, cinco asistencias y tres faltas.

"Fue vergonzoso para nosotros venir aquí a nuestra cancha y perder un partido de esta manera", dijo el alero de los Knicks Carmelo Anthony. "No es que hayamos perdido el juego, fue sencillamente la forma en que lo perdimos. Hoy no nos competimos y se vio en la cancha".

Tim Duncan sólo realizó cuatro tiros, pero terminó con 11 puntos y 10 rebotes, mientras que San Antonio (6-1) acertó 54% de sus tiros de campo.

Los Spurs arruinaron el debut en la temporada del armador de los Knicks J.R. Smith, el mejor reservista de la campaña pasada. A su regreso tras ser suspendido los cinco primeros encuentros de la campaña por violar el programa antidrogas de la NBA, Smith encestó uno de nueve tiros de campo y anotó cinco puntos en 20 minutos.

Anthony y Andrea Bargnani encestaron 16 unidades cada uno por los Knicks, quienes fueron superados en rebotes por 51-33 y cayeron a marca de 2-4 después de iniciar la temporada pasada con registro de 6-0.

También el domingo, el entrenador de los Suns, Jeff Hornacek, se convirtió en el primero en la historia de la franquicia que gana sus primeros cuatro partidos en casa. Phoenix se impuso 101-94 a los Pelicans de Nueva Orleáns.

Por su parte, Kevin Durant anotó 33 puntos, incluyendo un triple que empató el juego hacia el final del tiempo regular y los tiros libres que decidieron el resultado en la prórroga, para dar al Thunder de Oklahoma City un triunfo de 106-105 sobre los Wizards de Washington.

En el partido que cerró la jornada, los Timberwolves de Minnesota vencieron por fin a los Lakers, por 113-90, después de caer ante Los Ángeles en 22 encuentros consecutivos.