Con un gol tardío de Eric Choupo-Moting, Mainz venció a Eintracht Frankfurt por 1-0 el domingo y le propinó su cuarta derrota consecutiva.

En el otro encuentro de la jornada, Timo Werner, de 17 años, fue el futbolista más joven en la historia de la Liga Alemana que se hace presente en el marcador, en la victoria de Stuttgart por 3-1 sobre Friburgo.

Eintracht siguió con su costumbre poco saludable de ceder goles decisivos en los últimos diez minutos, ya que esta vez a los 88, Choupo-Moting se alzó en el aire para conectar de cabeza un centro de Zdenek Pospech y enviarla a la red.

Eintracht había estado cerca del gol cuando Alexander Meier cabeceó al recibir un centro de tiro de esquina.

Pero a su vez el arquero de Eintracht, Kevin Trapp, hizo algunas grandes atajadas, incluso en un mano a mano con Shinji Okazakai.

Eintracht no tiene victorias en sus últimos siete partidos y nunca ha ganado en Mainz las nueve veces que fue. Está apenas a dos puntos por encima de la zona de peligro de de Friburgo.

En el otro encuentro, Stuttgart anotó dos goles en dos minutos al comienzo del partido. Vedad Ibisevic abrió el marcador a los 9 minutos para su octavo gol de la temporada, y minuto y medio después Werner aumentó. El suplente Mike Hanke descontó a los 78, pero Werner cerró la cuenta a los 82.