El ala-pívot brasileño de los Wizards de Washington, Nené Hilario, fue el jugador latinoamericano más importante de la sexta jornada de la NBA.

Hilario anotó 12 de 20 puntos en los últimos 4 minutos y 30 segundos del tiempo reglamentario y empató el partido para llevarlo a la prórroga, que ganaron por 112-108 a los Nets de Brooklyn.

El brasileño jugó 35 minutos y dominó las acciones dentro de la pintura al anotar 8 de 12 tiros de campo, 4 de 7 de personal, logró ocho rebotes, tres asistencias, recuperó un balón y puso un tapón.

Hilario se impuso en el duelo individual al veterano Kevin Garnett que sólo pudo aportar cuatro puntos, seis rebotes, dos asistencias y dos recuperaciones de balón.

"La gran labor que realizó Nené bajo los aros y la aportación de los puntos decisivos fue los que al final nos permitió conseguir la victoria", destacó el entrenador de los Wizards, Randy Wittman.

También destacaron sus compatriotas, el pívot novato de los Celtics de Boston Vitor Faverani y el de los Spurs de San Antonio Tiago Splitter.

Los Celtics ganaron por 91-89 a los Magic de Orlando y Faverani aportó 3 puntos en 17 minutos al anotar 1 de 4 tiros de campo, incluido 1 de 2 triples. Tuvo cinco rebotes y dio una asistencia.

Splitter volvió a la titular de los Spurs, que ganaron por 76-74 a los Warriors el duelo de líderes de la Conferencia Oeste.

El brasileño dio cuatro puntos en 26 minutos. Anotó 2 de 5 tiros de campo, logró ocho rebotes y dio una asistencia.

Su compañero, el escolta argentino Manu Ginóbili, entró en la cancha para aportar seis tantos en 22 minutos que jugó. Anotó 3 de 11 tiros de campo, logró tres rebotes y dos asistencias.

Otros argentinos, el base Pablo Prigioni y el ala-pívot Luis Scola fueron decisivos en los triunfos de sus equipos.

Prigioni aportó nueve puntos en la victoria a domicilio de los Knicks de Nueva York por 91-101 sobre kos Bobcats de Charlotte.

Prigioni jugó 22 minutos en los que anotó 3 de 6 tiros de campo, que fueron tres triples en cuatro intentos, logró tres rebotes, dos asistencias y recuperó un balón.

Scola apoyó a los Pacers, que ganó por 91-84 a los Raptors de Toronto. Los de Indiana no conocen la derrota y suman seis triunfos.

Scola, como sexto jugador, firmó 8 puntos en 19 minutos, encestó 4 de 6 tiros de campo. Logró cuatro rebotes y puso dos tapones.

El base puertorriqueño José Juan Barea ayudó a los Timberwolves de Minnesota a vencer por 116-108 a los Mavericks de Dallas.

Barea jugó 16 minutos, encestó 2 de 8 tiros de campo, incluido 1 de 3 triples, capturó cuatro rebotes y dio cuatro asistencias.

Los Kings de Sacramento perdieron por 104-91 ante los Trail Blazers de Portland pero el base venezolano Greivis Vásquez jugó su mejor partido en lo que va de temporada al aportar 12 puntos.

En sus 32 minutos en la cancha anotó 5 de 10 tiros de campo, incluido 1 de 4 triples, 1 de 2 desde la línea de personal. Logró dos rebotes, entregó seis asistencias, y recuperó dos balones.

El pívot brasileño Anderson Varejao no estuvo acertado como el resto de sus compañeros en el partido que los Cavaliers de Cleveland perdieron por 94-79 ante los Sixers de Filadelfia.

Marcó dos puntos en 32 minutos de juego. Tuvo 1 de 7 tiros de campo, cuatro rebotes, tres asistencias y recuperó dos balones.