Tres de los seis ocupantes de una avioneta que desapareció a comienzos de año en las cercanías del archipiélago Los Roques, y en la que viajaba el presidente de la firma italiana de moda Missoni, ya fueron plenamente identificados, informaron el viernes las autoridades venezolanas.

La fiscal general Luisa Ortega Díaz informó que entre las víctimas identificadas figura Maurizia Castiglioni, cónyuge de Vittorio Missoni, presidente de la firma, quien además viajaba acompañado de dos amigos italianos, Guido Foresti y Elda Scalvenzi. También fue confirmada la identificación de los dos tripulantes venezolanos, el piloto Hernán Marchán y el copiloto Juan Carlos Ferrer.

Castiglioni fue identificada desde "el punto de vista antropológico y odontológico. No es necesario hacer la prueba de ADN porque son concluyentes las pruebas en esta materia", resaltó Ortega, citada en un comunicado.

También "existe identificación plena y concluyente" del piloto Merchán desde el punto de vista odontológico y antropológico, mientras en el caso del copiloto si bien se determinó su identidad tras el análisis de los restos recuperados en octubre, pero todavía se espera el resultado de una adicional prueba de ADN , destacó la fiscal general.

Todavía se encuentran bajo análisis cinco muestras de restos humanos recuperados por buzos de la armada que podrían pertenecer a otras dos personas, pero aún no tienen las pruebas definitivas, añadió.

La Fiscalía agregó que está previsto reflotar los restos de la avioneta entre el 17 y 23 noviembre próximo con el propósito de completar "el rescate de los restos que se encuentran en el fuselaje de la avioneta", y concluir con la identificación de las víctimas.

La aeronave fue localizada el 27 de junio al norte de Los Roques, a 76 metros de profundidad, cerca del Cayo Carenero, que forma parte del archipiélago.

Missoni, de 58 años, estaba de vacaciones en Los Roques junto con su esposa y dos amigos italianos. La avioneta con matrícula YV2615 desapareció el 4 de enero durante un vuelo de unos 150 kilómetros entre la isla y el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía. En febrero dos piezas del equipaje de la aeronave fueron ubicadas en la isla caribeña de Bonaire.

El procedimiento de búsqueda estuvo a cargo de un buque oceanográfico estadounidense luego de un acuerdo entre los gobiernos de Venezuela e Italia.