Miami, 8 nov (EFEUSA).- Familiares residentes en Florida de una de las víctimas de la masacre que tuvo lugar en septiembre pasado en un centro administrativo de la Marina en Washington demandarán a EE.UU. y al departamento de Asuntos de Veteranos.

Según informaron hoy medios locales, la familia de Mary Frances Delorenzo Knight, de 52 años, demandará al Gobierno de EE.UU. por "negligencia" en el sistema de seguridad de entrada al centro conocido como Navy Yard, donde Aaron Alexis mató a tiros a doce personas antes de morir abatido.

La hermana de la víctima, Patricia Delorenzo, y sus dos hijas, Nicole y Danielle, pedirán 12,5 millones de dólares, cada una, como compensación económica, un total de 37,5 millones de dólares.

En una conferencia de prensa en Tampa, el abogado de la familia de Delorenzo, Sidney Matthew, acusó de "negligencia" a la Marina por permitir el acceso al centro a una persona que contaba con un historial de desórdenes mentales y algún incidente violento.

A pesar de ello, Alexis, que sufría paranoia, tenía permitido el acceso al recinto militar al ser contratista del Pentágono.

En un vídeo y fotografías reveladas en septiembre pasado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) se puede ver cómo Alexis entra en el Navy Yard con una gran mochila, en la que supuestamente transportaba varias pistolas, y con una escopeta en la que grabó las frases "mi arma ELF" y "poner fin al tormento".

Alexis, de 34 años, deambuló por el edificio disparando al azar a quienes se cruzaron con él, hasta que fue abatido por las fuerzas de seguridad. EFE