Las autoridades federales sostienen que no existe una isla de restos causados por el tsunami japonés del 2011 flotando hacia Estados Unidos.

Algunas informaciones de prensa advirtieron que una isla de escombros grande como Texas flota hacia Estados Unidos, según el mapa de los restos del maremoto confeccionado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés).

Empero, la directora de NOAA de restos flotantes Nancy Wallace dijo que no es verdad. Agregó el jueves que hay una zona del Pacífico donde seguramente se concentran más los restos, aunque sin grandes acumulaciones.

Agregó que si uno se encontrara en una embarcación en esa zona podría ver solamente quizá uno o dos restos flotantes.

NOAA calcula que 1,5 millones de toneladas de restos del tsunami se han dispersado por el norte del Océano Pacífico pero las autoridades verificaron solamente 35 objetos causados por el tsunami.