Washington, 7 nov (EFEUSA).- El gobierno baraja colocar a un director civil en la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA) después de los escándalos de espionaje electrónico que han salido a la luz en los últimos meses, indica hoy el Washington Post.

El diario asegura que los miembros del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca se reunirán próximamente para elaborar un plan que podría acabar con la concentración de poder en el general Keith Alexander, actual director de la NSA, el Cibercomando y el Servicio Central de Seguridad.

Los funcionarios no descartan separar agencias que por un lado tienen la misión de espiar en el extranjero para evitar ataques y por otro son las encargadas de operaciones militares de ciberdefensa.

Además de separar las agencias, el presidente Barack Obama podría elegir a un civil para encabezar la NSA y calmar así las críticas sobre el excesivo poder de la mayor agencia de espionaje de Estados Unidos.

Las revelaciones del exanalista de la NSA Edward Snowden sobre los extensos programas de espionaje han llevado a que la Casa Blanca tome cartas en el asunto, pese a que en este caso sería el Departamento de Defensa el encargado de decidir cambios en el organigrama de agencias bajo su responsabilidad.

Snowden, asilado en Rusia, es reclamado por EE.UU. precisamente por revelar información de inteligencia.

Alexander ha sido jefe de la NSA desde 2005 y en 2010 tomó el control del Cibercomando, con misiones más vinculadas a estrategia militar, como defensa de los secretos y redes del Pentágono y ataques cibernéticos.

No obstante, Alexander debería retirarse el próximo marzo, lo que es visto como una oportunidad para realizar los cambios en la jefatura de ambas agencias.

Según el diario, el Director Nacional de Inteligencia, James Clapper, y el secretario de Defensa, Chuck Hagel, consideran que es posible llevar a cabo esa reforma sin reducir la efectividad de ambas ramas de la inteligencia electrónica estadounidense.

Una portavoz de la Casa Blanca, Laura Lucas Magnuson, indicó en un comunicado que son "conscientes" de las propuestas de división de la NSA y el Cibercomando y "siempre se contemplan acciones para asegurar que se toman decisiones adecuadas a las necesidades de seguridad". EFE