En su primer día en el plató de "Killing Kennedy", Rob Lowe vio a Ginnifer Goodwin ataviada con una réplica del traje rosa que la primera dama Jacqueline Kennedy usó cuando el presidente John F. Kennedy fue asesinado.

De inmediato, la intensidad y la realidad de lo que estaban a punto de representar en el filme tocó fibra.

"Verla en ese hermoso Chanel rosado salpicado de sangre fue increíblemente emotivo", dijo Lowe en una entrevista con The Associated Press en el plató, reprimiendo brevemente el acento que adoptó para emular a JFK.

"Lo hizo real", añadió. "Si teníamos cualquier ilusión sobre lo que estábamos haciendo, verla en aquel momento emblemático fue, diría yo, aleccionador".

También marcó la pauta para el rodaje de la película filmada en Richmond, que sigue a la familia Kennedy y al asesino Lee Harvey Oswald. La cinta se estrena el domingo en la cadena de TV National Geographic, a pocos días del 50 aniversario de la muerte de JFK en Dallas.

En una escena, Lowe y Goodwin pintan un retrato de los últimos momentos de la primera pareja en la intimidad, en una suite de hotel en Texas antes del desfile. Mientras Jackie prepara el ahora tristemente célebre traje rosa de Chanel, ambos intercambian frases amorosas.

"Me alegra tanto que estés aquí, es tanto mejor cuando estás aquí", dice Kennedy. "Porque si hay algo que no podría soportar es perderte".

La película, basada en el libro homónimo del presentador de Fox News Bill O'Reilly y Martin Dugard, narra los eventos que culminaron con el asesinato del 35 presidente de Estados Unidos el 22 de noviembre de 1963. Intercala cuidadosamente viejas películas y transmisiones televisivas y ahonda en los detalles de ese fatídico día y sus secuelas, mostrándole a los espectadores los momentos íntimos en de la presidencia de JFK así como la historia anterior de Oswald.

Will Rothhaar, quien asumió el reto de interpretar a uno de los más infames asesinos de la historia estadounidense, dijo que intentó expresar la lucha de Oswald para llamar la atención, ser escuchado y respetado, y su frustración al no conseguirlo.

"Todo el mundo lo concibe como una especie de villano bidimensional", dijo Rothhaar, y agregó que aunque los televidentes no sentirán compasión por él, Oswald es ciertamente identificable.

Rothhaar actúa junto a Michelle Trachtenberg, quien hace el papel de la esposa de Oswald, Marina. A lo largo del filme, Trachtenberg habla mayormente ruso, un idioma que aprendió de su madre mientras crecía.

El reparto también incluye a Jack Noseworthy como Robert F. Kennedy, Casey Siemaszko como Jack Ruby, Francis Guinan como Lyndon B. Johnson y Richard Flood como el asistente de Kennedy Kenneth O'Donnell.

Lowe dijo que la oportunidad de interpretar a JFK llegó con la responsabilidad de rendirle homenaje a una figura histórica cuyo legado "nos pertenece a todos".

"Existe una conexión al interpretarlo a él que es ciertamente más profunda que la de cualquier otro papel", dijo Lowe. "A mí lo que más me interesó fue quién era el hombre como padre, como esposo, como ser humano, y tratar de vivir eso".

Y a los ojos de Goodwill, Lowe lo logró.

"A veces me parecía estar con el fantasma de Jack", dijo Goodwin. "Creo que nunca había tenido la experiencia de sentir que mi compañero en escena canalizaba algo desde una fuente superior".

___

Michael Felberbaum está en Twitter como http://www.twitter.com/MLFelberbaum.