Roma se convertirá desde mañana y hasta el 17 de noviembre en capital de la escena cinematográfica con la celebración de su VIII Festival Internacional de Cine, en el que cuatro cintas de producción española y latinoamericana competirán por los premios, entre ellas el último trabajo de Isabel Coixet.

El certamen estará caracterizado, según los organizadores, por una marcada variedad temática, por el recuerdo al célebre director italiano Federico Fellini veinte años después de su muerte y por una mirada a Oriente.

Según explicó hoy a Efe el director creativo del Festival, el italiano Marco Müller, ex máximo responsable de "la Mostra" de Venecia, se trata de "un macroevento con una esquizofrenia controlada, que contará con una alfombra roja muy potente".

En la octava edición de este certamen, dieciocho películas optarán a llevarse el máximo galardón, el "Marco Aurelio de Oro", aunque en las pantallas de la capital romana se proyectarán un centenar de filmes procedentes de 30 países, mayoritariamente italianos.

Entre los directores con títulos en el Festival de Roma, certamen nacido hace pocos años con la intención de dar réplica en la capital italiana al hermano mayor de Venecia, figuran cineastas procedentes de España, México, Chile, Brasil y Argentina.

España estará presente en la sección oficial a concurso del Festival con la producción hispano-británica "Another me", el último trabajo de Coixet que cuenta con un nutrido reparto formado por la española Leonor Watling, los británicos Jonathan Rhys Meyers, Claires Forlani, Gregg Sulkin y Sophie Turner y la estadounidense Geraldine Chaplin.

"Coixet es un claro ejemplo del cine nómada que busca un carácter muy personal, identitario. Una historia sobrenatural tan británica no podría ser contada de un modo tan cálido de no haber sido tratada por una cineasta latina", explicó Müller, quien, además, aseguró estar muy contento de que la catalana haya elegido Roma para el estreno de su filme.

También competirá por el máximo galardón el australo-mexicano Michael Rowe, ganador de la Cámara de Oro a la Mejor Ópera Prima del Festival de Cannes (Francia) en 2010 y quien llega con "Manto Acuífero", la segunda parte de su trilogía "La Soledad", muy aplaudida por la crítica de México y que retrata el dolor y los temores infantiles.

Chile estará representada en la competición oficial por los jóvenes directores Diego Ayala y Anibal Jofré, que cruzarán el Atlántico con su "Volantín cortao", una cinta que "enamoró de inmediato al jurado", aseguró Müller.

Y Brasil optará al Marco Aurelio de Oro con la producción "Entre nos", dirigida por Paolo Morelli.

Ya fuera de concurso, el director español Álex de la Iglesia presentará en Roma su último trabajo, "Las brujas de Zugarramurdi", una participación "muy esperada" ya que, tal y como aseveró Müller, "se trata de uno de los cineastas más geniales y originales".

En la sección paralela dedicada al cine juvenil "Alice nella città" (Alicia en la Ciudad) se proyectará como "evento especial" la cinta "Metegol", una producción hispanoargentina de Juan José Campanella que reivindica a los futbolistas de barrio frente a las estrellas del fútbol.

Además, la capital italiana será el nexo de unión entre directores noveles y representantes de la industria cinematográfica mediante la red "New Cinema Network" en la que participará el joven director español Lluis Galter, con su proyecto "The Substance".

Müller recordó además la importancia de la alfombra roja en esta edición, a la que tildó de "potente" y sobre la que desfilarán estrellas de la talla de Scarlett Johansson, Rooney Mara o Jared Leto. EFE

gsm/mcs/cr