La asociación que representa a indígenas ixiles presentó el miércoles una denuncia contra el Estado guatemalteco ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por considerar que les ha denegado justicia al anular la condena a 80 años de prisión contra el ex dictador José Efraín Ríos Montt por genocidio.

Benjamín Gerónimo, representante de las víctimas, dijo que "estoy cansado y triste porque no ha habido justicia" al momento de anunciar la demanda hecha en Washington.

Juan Francisco Soto, director del Centro de Acción Legal en Derechos Humanos, dijo que una de las razones presentadas como evidencia de la denegación de justicia es la falta de disposición del Ministerio de Defensa a entregar información y registros sobre lo sucedido en la guerra civil.

"La denuncia es por la impunidad que persiste de las graves violaciones a los derechos humanos cometidas en perjuicio del pueblo ixil", dijo.