El anfitrión Serbia y el campeón República Checa convocaron a todas sus figuras el martes para la final de la Copa Davis que disputarán la próxima semana.

Novak Djokovic, invicto en cinco duelos en la Davis este año, encabeza el equipo serbio que redondean Janko Tipsarevic, Nenad Zimonjic e Ilija Bozoljac.

Los checos convocaron a Tomas Berdych y Radek Stepanek, que jugaron los cinco partidos cuando derrotaron 3-2 a España en la final del año pasado en Praga. Lukas Rosol y Jan Hajek completan el plantel para la final del 15-17 de noviembre.

República Checa está en la final por tercera ocasión en los cinco últimos años. Serbia regresará a la Arena Belgrado donde conquistó su único título de la Davis en 2010.

Los serbios están preocupados por una lesión de pierna de Tipsarevic.

"Sabremos la condición de Janko en dos, tres días, cuando termine su tratamiento", señaló el capitán de Serbia, Bogdan Obradovic. "Janko está haciendo todo lo posible por recuperarse y estar listo para el duelo. Pero no haremos nada que ponga en peligro su carrera".

Serbia esperaba poder contar con Viktor Troicki, pero su apelación de una suspensión por 18 meses por ausentarse de un control antidopaje en abril fue reducido a 12 meses por el Tribunal de Arbitraje Deportivo, lo que significa que no puede jugar hasta julio.

Troicki jugó en los dos primeros triunfos este año sobre Bélgica y Estados Unidos, y ganó el punto decisivo en la final de 2010 ante Francia.

De todas formas, Obradovic sabe que puede contar con Djokovic, quien no pierde en la Davis desde las semifinales de 2011.

"Novak es un gran profesional, y está listo", afirmó. "La Copa Davis es una de sus prioridades, así que no tengo duda de que estará listo para enfrentar a los checos".