El colombiano Juan Pablo Montoya tendrá que hacer frente a una demanda del Servicio Interno de Rentas (IRS, por sus siglas en inglés) por el pago de unos 2,7 millones de dólares por ingresos que no declaró, según la entidad federal que fiscaliza el pago de impuestos en Estados Unidos.

Según la IRS, Montoya obtuvo 9,5 millones de dólares de ingresos fiscales entre 2007 y 2008, y no los 2,4 millones que él y su esposa, Connie Freydell, declararon de manera conjunta.

Montoya en una presentación anterior a la demanda del IRS reconoce que para esos dos años tuvo cerca de 800.000 dólares de ingresos brutos que no había declarado en la información oficial.

Montoya, de 38 años, no acepta el monto que reclama el IRS a él y su esposa, que residen en Miami, donde están libres de impuestos estatales y locales.

El bogotano ha decidido cambiar para el 2014 la Nascar por la IndyCar con el equipo de Roger Penske.

Montoya no es el primer piloto latinoamericano que tiene problemas con el IRS dado que también fue acusado de impago de impuestos el brasileño Helio Castroneves, su próximo compañero en la IndyCar.