El escolta-alero Andre Iguodala regresó a Filadelfia, la ciudad que lo recibió como novato cuando llegó a la NBA y esta vez como nuevo jugador de los Warriors de Golden State fue el verdugo que acabó con el invicto y el "sueño" que vivían los seguidores del equipo local de los Sixers.

Iguodala, que había sido el jugador franquicia de los Sixers en otra de las etapas anteriores de reconstrucción, se encontró con su mejor toque de muñeca y aportó 32 puntos que ayudaron a los Warriors a vencer a domicilio por paliza de 90-110 al su exequipo de Filadelfia.

Además Iguodala, que la pasada temporada jugó con los Nuggets de Denver, a donde los traspasaron los Sixers vía Orlando, anotó 11 de 18 tiros de campo, incluidos siete triples de 11 intentos, que lo dejaron con la mejor marca como profesional en esa faceta del juego.

Iguodala lució imparable y fue el que estableció siempre el ritmo del partido en la ofensiva de los Warriors, especialmente en la primera parte cuando se rompió el marcador a favor de los Warriors.

El exjugador de los Sixers también protagonizó la mejor acción de la nueva temporada con una asistencia por la espalda, cuando estaba en el aire, hacia el ala-pívot David Lee.

Iguodala lanzó ese pase cerca de la línea de triples y encontró a Lee en la pintura para que anotase.

El base Stephen Curry también brilló en el juego individual y colectivo al ser el director perfecto del ataque de los Warriors y aportó un triple doble-doble de 18 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes.

Mientras que Lee llegó a los 18 puntos, capturó siete rebotes y repartió dos asistencias.

El cuarto jugador titular de los Warriors (3-1) que logró números de dos dígitos fue el escolta Klay Thompson que anotó 15 puntos al encestar 4 de 8 triples.

Los Sixers, que habían sido la sorpresa positiva en los tres primeros partidos de la temporada que disputaron con triunfos ante los Heat de Miami y los Bulls de Chicago, esta vez no tuvieron respuesta ante la ofensiva arrolladora de los Warriors que en el primer cuarto ya lograron un parcial decisivo de 36-22.

El alero Evan Turner y el base revelación Michael Carter-Williams aportaron 18 puntos cada uno que los dejaron como los líderes encestadores de los Sixers, pero no fueron suficientes para evitar la derrota de su equipo.

Turner aportó también siete rebotes, recuperó tres balones, pero perdió cinco.

Mientras que Carter-Williams no tuvo su mejor toque de muñeca al anotar sólo 4 de 17 tiros de campo, incluido 1 de 7 triples, y 9 de 12 desde la línea de personal, capturó seis rebotes, repartió tres asistencias, pero tuvo seis perdidas de balón.