El exviceministro boliviano de la Coca Dionisio Núñez, destituido hace tres semanas, fue detenido hoy por orden de un fiscal de La Paz que lo acusa de haber autorizado cobros irregulares a los campesinos para que comercien esos cultivos.

El fiscal Roger Velázquez dijo a los medios que Núñez fue acusado de concusión, firmar resoluciones contrarias a la Constitución, obtener beneficios en razón del cargo e incumplimiento de deberes.

"Después de que el señor Núñez ha prestado su declaración informativa se ha podido evidenciar que existen suficientes indicios de responsabilidad penal", sostuvo Velázquez.

La autoridad dijo que los cobros supuestamente ilegales permitieron recaudar 862.000 dólares y ahora debe averiguarse el destino de esos fondos.

El fiscal investiga las presuntas irregularidades cometidas con cobros ilegales y la desaparición de coca ilegal decomisada en la Dirección General de la Hoja Coca e Industrialización (Digcoin), entidad a cargo de las políticas nacionales sobre estos cultivos.

Por las mismas denuncias, el pasado 9 de octubre ya fue recluido en prisión el jefe de la Digcoin, Luis Cutipa.

La Digcoin, que depende del Ministerio de Desarrollo Rural, se encarga de promover las políticas para industrializar la planta, pero además debe controlar y fiscalizar su circulación y venta en los mercados legales para evitar su desvío al narcotráfico.

La coca tiene en Bolivia usos culturales, medicinales e industriales y es masticada por diversos sectores en una práctica ancestral, pero también es utilizada por el narcotráfico para la producción de cocaína con el uso de sustancias químicas.

Núñez, que comparecerá en las próximas horas ante un juez de medidas cautelares, dijo a los medios que se hizo cargo del viceministerio en febrero del 2012, pero que las denuncias de desaparición de cargas de coca decomisada son anteriores.

En ese sentido, sostuvo que está pagando "culpas ajenas" y de otras gestiones en las que no tuvo responsabilidades.