El entrenador del Juventus de Turín, el italiano Antonio Conte, llamó hoy la atención sobre la delantera del Real Madrid, que considera "devastadora" y uno de los elementos que puede desequilibrar el encuentro que mañana disputarán ambos equipos en partido de la Liga de Campeones.

En la rueda de prensa previa al partido en la sede deportiva del Juventus, Conte apostó por que su equipo salga mañana al césped a demostrar que merece seguir adelante en la máxima competición europea de clubes, como, a su parecer, ya hizo en el encuentro de hace dos semanas en Madrid, donde el equipo español se impuso por 2-1.

El rival "es un equipo que cuenta con una delantera extraordinaria, devastadora, sobre todo si el Real Madrid puede hacer el tipo de juego que prefiere. Tiene a Cristiano Ronaldo, (Gareth) Bale, (Karim) Benzema, (Ángel) di María, por no decir muchos más", afirmó el técnico juventino, en una rueda de prensa retransmitida en director por televisión.

"Son extraordinarios, son fantásticos cuando tienen el campo abierto y espacio para atacar. Tenemos que poner especial atención desde el punto de vista táctico, corrigiendo los errores que mostramos en Madrid, intentando, con la posesión del balón, hacer daño al Real. Pero sabemos que nos enfrentamos a una delantera extraordinariamente fuerte", agregó.

Conte expresó su confianza en que además el factor campo jugará a su favor esta vez, con una afición que espera que siga demostrando su "calor", y destacó el buen momento que vive el Juventus, que desde que se enfrentó al Real Madrid el pasado 23 de octubre ha cosechado un pleno de tres victorias en la Liga italiana.

"Venimos de tres victorias consecutivas en el campeonato y nos disponemos a vivir un partido muy bonito, fundamental para la continuidad en el grupo (B de la Liga de Campeones). Tenemos que demostrar en el campo, como lo hicimos en Madrid, que merecemos seguir adelante en la Champions. Si no, felicitaremos a quien se lo merezca", afirmó.

El técnico del Juventus, equipo que se mantiene en el podio de la Liga italiana empatado a 28 puntos con el Nápoles, tres menos que el líder, el Roma, calificó al Real Madrid como un "gran equipo" y no quiso confirmar si utilizará mañana, como lo hizo en la ida en el Santiago Bernabéu, el esquema del 4-3-3.

"Será un partido dificilísimo contra un candidato a ganar la décima Liga de Campeones. Podemos hacerlo bien y tenemos que hacerlo bien", apuntó Conte, quien rehusó entrar en polémicas sobre los árbitros pues, según él, al fin y al cabo son solo una variable más en un encuentro de fútbol.