Las autoridades alemanas están investigando un enorme hallazgo de obras de arte que según reportes incluye cientos de trabajos confiscados por los nazis que se dieron por perdidos desde hace décadas, dijeron el lunes oficiales.

El descubrimiento fue inicialmente reportado por la revista alemana Focus el domingo, según la cual un alijo con 1.500 obras con piezas de maestros como Pablo Picasso, Henri Matisse y Emil Nolde se encontró en un apartamento en Munich a principios de 2011.

El vocero de la canciller Angela Merkel, Steffen Seibert, dijo que el gobierno fue informado "hace varios meses" sobre el caso. Dijo que las autoridades en Berlín estaban suministrando "asesoría de expertos en el campo del llamado 'arte degenerado' y el área del arte saqueado por los nazis".

Seibert remitió cualquier pregunta adicional a los fiscales en la ciudad sureña de Augsburgo, donde el vocero Matthias Nickolai dijo que no podía adelantar detalles antes de una conferencia de prensa prevista para el martes.

Focus reportó que algunas de las obras descubiertas pudieron haberle sido confiscadas a propietarios judíos, o adquiridos de ellos bajo coerción.

Pero historiadores de arte dicen que los trabajos podrían consistir mayormente en lo que los nazis consideraban "arte degenerado" que no necesariamente pertenecía a judíos.

Estas eran en su mayoría piezas modernas o abstractas de artistas que el régimen de Adolfo Hitler consideraba que corrompía al pueblo alemán. Sus características "aberrantes" fueron a menudo atribuidas a la corrupción judía, y miles de obras fueron confiscadas.

"No sabemos cuántas de las 1.500 son obras 'degeneradas' o saqueadas por los nazis", dijo Christoph Zuschlag, un experto en "arte degenerado" de la Universidad de Coblenza. "Así que debemos examinar cada pieza de manera individual".

Advirtió que no se debe sobreestimar el valor de la colección antes de revisarla cuidadosamente. "Necesitamos ver si éstas eran originales o serigrafías", dijo a la Associated Press.

Apuntó que de las 21.000 piezas de "arte degenerado" confiscadas de museos alemanes en 1937 o poco después, dos tercios eran serigrafías y sólo un tercio originales.