Laura Ramírez

Son pocos los que conocen la historia de Gonzalo Guerrero, una historia de amor, de integración y de convicciones que llevó a este conquistador onubense a luchar y morir por los mayas, de quienes llegó a ser rey y que ahora ve la luz en forma de documental de la mano de Fernando González Sitges.

La vida de Gonzalo Guerrero, natural, según los últimos estudios científicos, de la localidad de Niebla, cambió en el año 1511 cuando, como parte de una expedición española, viajó a las Indias.

La embarcación en la que navegaba naufragó en la costa de Yucatán y fue capturado y convertido en esclavo por los mayas. Sin embargo, lo que pudo ser un simple apresamiento y el relato de un esclavo más se convirtió en algo distinto, ya que Guerrero comenzó a integrarse en esta sociedad y se enamoró de la hija de un rey maya, con la que formó su familia, la primera mestiza en toda América Latina.

Pero su integración no quedó ahí, su posición junto a su esposa lo llevó a convertirse en rey maya y 25 años después de su llegada, su amor por su nueva patria lo llevó a morir combatiendo a los conquistadores españoles en el valle del río Ulúa.

Esta historia sorprendente, a la vez que cautivadora y emocionante, salta ahora a la pantalla -inspirada en "Gonzalo Guerrero" la biografía novelada escrita por Eugenio Aguirre, con la que en 1981 obtuvo la Gran Medalla de Plata de la Academia Internacional de Lutéce-, de la mano del realizador español Fernando González Sitges, auspiciado por National Geographic, y con la participación, entre otras entidades de TV UNAM de México, el Canal Cultural de los Universitarios o la Diputación de Huelva.

Según ha explicado a Efe la diputada de Cultura de Huelva, Elena Tóbar, fue en 2011 cuando representantes de las productoras españolas Minotauro Films y Sherefé Producciones, tras participar en el Foro de Coproducción del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, se pusieron en contacto con ella para exponerle una idea que suponía "rescatar la historia de una persona desconocida hasta el momento y que merecía la pena divulgar".

Tobar reconoce que la historia les fascinó desde el primer momento porque, además de por ella en sí misma, contribuye "al empeño que tenemos desde la Diputación por seguir fomentando la identidad iberoamericana y seguir uniendo ambos mundos".

Lo que le ocurrió a Gonzalo Guerrero viene a constatar, según Tobar, que "los españoles de alguna forma nos quedamos fascinados con aquel mundo nuevo", por lo que, con todos esos ingredientes la Diputación se embarcó en esta "maravillosa historia" para lo que en julio de 2012 se firmó un convenio con TV UNAM de México.

A partir de entonces se inicia un rodaje, protagonizado por el actor español David Marín, que encarna al conquistador, y la mexicana Alejandra Toussaint, que hace el papel de su esposa, Zazil Ha, que ha llevado al equipo a distintos lugares de México y de la provincia de Huelva como Niebla, el Muelle de las Carabelas o el propio monasterio de la Rábida.

El resultado de todo este trabajo es "Entre dos mundos. La historia de Gonzalo Guerrero", 50 minutos en los que este hombre, en primera persona, narra los motivos que le llevaron a integrarse e incluso morir por una civilización que le era completamente ajena.

El estreno internacional del documental tuvo lugar el pasado 12 de octubre coincidiendo con el Día de la Hispanidad, aunque aún no puede verse en España, donde está previsto que se estrene del 16 al 24 de noviembre, coincidiendo con la celebración del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, en el Muelle de las Carabelas, según el deseo expreso de las productoras, ha explicado Tobar.

Será entonces cuando se pueda ver este documental con el que se contribuye a seguir trazando puentes con Iberoamérica, a estrechar los lazos entre dos continentes que quedaron irremediablemente unidos en el siglo XV y que aún hoy se siguen descubriendo; con el que se ofrece una visión diferente de la llegada de los conquistadores al Nuevo Mundo que, quizás también, sirva para que aquellos países den su apoyo a la candidatura de los Lugares Colombinos para ser reconocidos como Patrimonio de la Humanidad. EFE

1010282