A Nelson Mandela le divirtió ver el elaborado maquillaje al que fue sometido un actor británico que iba a interpretar su personaje en una película que se basa en su autobiografía, comentó el sábado el productor de la cinta en una proyección especial para el ex presidente sudafricano el año pasado.

"¿Ese soy yo?", preguntó un sonriente Mandela cuando vio una foto del actor Idris Elba caracterizado como una versión mayor del hombre que pasó 27 años en prisión bajo un régimen de una minoría blanca, recordó Anant Singh, el productor sudafricano de la película "Mandela: Una larga marcha hacia la libertad".

Cuando quedó en libertad, Mandela condujo a Sudáfrica a través de una difícil etapa de transición hasta sus primeras elecciones racialmente incluyentes en 1994, un suceso histórico que lo impulsó a la presidencia y sirvió de inspiración para muchos en todo el mundo.

"Yo le dije: 'Madiba, ¿usted realmente cree que se parece a usted?''', le respondió Singh, usando el nombre que lleva Mandela dentro de su clan. El productor le explicó que Elba tenía que ser maquillado durante cinco horas antes de siquiera comenzar a rodar.

Singh había visitado a Mandela en su vivienda en Qunu, en la provincia de Cabo Oriental, en Sudáfrica. Mandela, de 95 años, ha sido hospitalizado en Pretoria, la capital sudafricana, en varias ocasiones desde diciembre y sigue en estado grave en su residencia de Johanesburgo.

Singh y otros miembros del reparto hablaron el sábado en una conferencia de prensa en Johanesburgo, convocada por la Fundación Nelson Mandela para la película, que se basa en la autobiografía de Mandela y será exhibida en Sudáfrica a fines de noviembre antes de su estreno en Estados Unidos y otros mercados.

Naomie Harris, la estrella de la película "Skyfall" de James Bond, aparece en el rol de Winnie Mandela, la segunda esposa de Mandela y un personaje de gran importancia en el movimiento contra el apartheid. La pareja se divorció después.

Zindzi Mandela, una de las hijas de la pareja, dijo que había visto la película con su madre y que fue una experiencia muy emotiva. Mandela, según dijo, es a menudo representado por su vida en la prisión y su lucha contra el apartheid, pero le complació que la cinta muestre los valores tradicionales de jerarquía, estructura y disciplina que formaron parte de su crianza en el área rural de Cabo Oriental.

"Esos valores fueron los que le permitieron enfrentar los retos que se le presentaron", destacó.

El rodaje de la película tuvo un costo de 35 millones de dólares, bajo la dirección de Justin Chadwick. El reparto incluye al actor Tony Kgoroge, que interpreta al jefe de seguridad de Mandela en "Invictus", el filme de 2009 dirigido por Clint Eastwood en el que Morgan Freeman interpretó a Mandela durante la etapa en que Sudáfrica llegó a ganar el título en la Copa Mundial de Rugby en 1995. En esta ocasión Kgoroge actúa en el papel de Walter Sisulu, un antiguo colaborador de Mandela.