La sorpresa se mantiene en Filadelfia, donde el equipo local ha visto como el base novato Michael Carter-Williams se ha convertido en la gran revelación en lo que va de nueva temporada y el líder que los guió al triunfo de 107-104 ante los Bulls de Chicago.

Carter-Williams fue la gran figura del partido al conseguir un doble-doble de 26 puntos --mejor marca como profesional-- y 10 asistencias, además le ganó el duelo al base estrella de los Bulls, Derrick Rose.

Formado en la Universidad de Syracuse, Carter-Williams, de 22 años, dio toda una lección de control de balón, inteligencia en la dirección del equipo y eficacia encestadora al anotar 10 de 22 tiros de campo, incluidos 2 de 5 triples, y 4 de 5 desde la línea de personal.

Los Sixers (3-0) contuvieron el ataque e impidieron canasta en los últimos 2:16 minutos para preservar la ventaja que los llevó a la victoria, que los mantiene invictos en lo que va de campaña y ser la gran sorpresa de la competición.

El alero Evan Turner aportó 20 puntos y el pívot Spencer Hawes logró un doble-doble de 18 tantos y 11 rebotes que también ayudaron a los Sixers a mantenerse líderes de la División Atlántico de la Conferencia Este.

Los Bulls (1-2) confirmaron que todavía no han encontrado su mejor nivel de juego y especialmente Rose, el líder del equipo, que volvió a estar discreto con sólo una aportación de 13 puntos (4-14, 1-3, 4-4), repartió seis asistencias y capturó cuatro rebotes.

El veterano ala-pívot Carlos Boozer fue el mejor jugador de los Bulls al conseguir un doble-doble de 22 puntos y 10 rebotes, mientras que el alero sudanés Luol Deng llegó a los 20 tantos.

El pívot Joakim Noah consiguió un doble-doble de 10 puntos, nueve rebotes, tres asistencias, dos recuperaciones de balón y puso un tapón.