En una señal de su confianza en que el torpedero Derek Jeter volverá a la titularidad la campaña próxima, los Yanquis de Nueva York aceptaron conceder el viernes a su capitán un contrato de un año por 12 millones de dólares.

Jeter, quien cumplirá 40 años en junio, sólo disputó 17 partidos esta campaña tras fracturarse el tobillo en la postemporada 2012. Estuvo cuatro veces en la lista de lesionados en lo que ha sido la temporada más frustrante de su carrera de 19 años.

"Toda esta campaña ha sido una pesadilla para mí físicamente", dijo el jugador después de que los Yanquis anunciaran que la temporada de él había llegado a su fin por lesión.

"En verdad creo que con la pausa completa entrenando y recuperando mi fuerza podré hacer de nuevo lo que siempre hago", afirmó.

El dueño Hal Steinbrenner y el agente Casey Close alcanzaron el viernes el acuerdo sin el encono que rodeó el anterior contrato de Jeter.

Como parte del acuerdo de diciembre de 2010, Jeter tenía sueldos pactados de 15 millones de dólares en 2011, 16 millones en 2012 y 17 millones en 2013.

Ese acuerdo incluía una opción de ocho millones de dólares en 2014 que aumentó a 9,5 millones porque Jeter ganó el Premio Bate de Plata en 2012, cuando encabezó las Grandes Ligas con 216 imparables.

Jeter necesitó asistencia para salir del campo del Yankee Stadium cuando se rompió el tobillo izquierdo el 13 de octubre de 2012 durante la serie por el campeonato de la Liga Americana disputada contra Detroit.

Aunque se había comprometido a regresar para el primer partido del equipo en la campaña regular, Jeter estuvo limitado a cinco encuentros de pretemporada y 11 salidas al bate; el equipo se fue y él se quedó para rehabilitación en el complejo de ligas menores de Nueva York en Tampa, Florida, y volvió a romperse el tobillo.

Derek Jeter no jugó 91 partidos durante la campaña y sintió dolor en el cuádriceps derecho cuando regresó el 11 de julio. Lo pusieron nuevamente en la lista de lesionados, regresó el 28 de julio para jugar tres partidos y después tuvo un esguince en la pantorrilla derecha.

De nuevo en el cuadro titular el 26 de agosto, Derek jugó hasta el 7 de septiembre, cuando fue sustituido por un corredor emergente después de que conectara sencillo contra Boston.

Aunque las tomografías del tobillo izquierdo no mostraron anormalidades, los Yanquis anunciaron cuatro días después que la campaña del jugador había terminado.

Jeter terminó con promedio de bateo de .190 (12 de 63) con un jonrón y siete carreras impulsadas, jugó 13 partidos como torpedero y cuatro como bateador designado.