Los Ángeles, 31 oct (EFEUSA).- La acción futurista de "Ender's Game", protagonizada por Asa Butterfield y Harrison Ford, se mide este fin de semana en la cartelera a las risas adultas de "Last Vegas", una despedida de soltero para sexagenarios encarnados por Michael Douglas, Robert De Niro, Morgan Freeman y Kevin Kline.

"Ender's Game", dirigida por Gavin Hood, es la adaptación de la novela homónima de Orson Scott Card, publicada en 1985, que plasma un futuro en el que una raza alienígena ha atacado la Tierra.

El grupo militar que ha frenado la invasión se prepara para entrenar a nuevos soldados en vista de nuevos posibles ataques, y Ford interpreta a un coronel que debe encontrar y adiestrar al niño que está llamado a salvar de nuevo a los humanos de la invasión de unos insectos alienígenas.

"Last Vegas", la versión adulta aunque no más responsable de "The Hangover", reúne a un grupo de viejos amigos en la ciudad del pecado por la boda de Billy (Douglas), el único de ellos que ha permanecido soltero toda su vida.

A pesar de los achaques de la edad y las viejas rencillas entre algunos de sus miembros, el grupo se vuelca en unas jornadas repletas de diversión que pondrán a prueba la resistencia de todos ellos.

Asimismo se estrena la cinta de animación "Free Birds", la independiente "Dallas Buyers Club" y "Diana", sobre la figura de Lady Di.

"Free Birds", de Jimmy Hayward, cuenta la historia de dos pavos (con las voces de Owen Wilson y Woody Harrelson) que deben dejar a un margen sus diferencias para trabajar juntos y lograr que su especie deje de ser el manjar principal en los hogares estadounidenses para el Día de Acción de Gracias.

Por su parte, "Dallas Buyers Club", de Jean-Marc Vallée, cuenta cómo un heterosexual homófobo, machista y buscavidas, transforma su visión negativa de la homosexualidad al experimentar en carne propia el rechazo y la ignorancia. El filme ha conseguido grandes elogios de la crítica para Matthew McConaughey, Jennifer Garner y Jared Leto.

Además, "Diana", de Oliver Hirschbiegel, cuenta con Naomi Watts para encarnar a la princesa de Gales durante sus dos últimos años de vida, cuando mantuvo un romance poco conocido con un cirujano de origen paquistaní. EFE

mg/jms