La guitarra Fender Stratocaster con diferentes tonos de barniz que el joven Bob Dylan tocó en el Festival de Música Folk de Newport en 1965, cuando pasó célebremente de los instrumentos acústicos a los instrumentos eléctricos, podría venderse por hasta medio millón de dólares en una próxima subasta.

Aunque hoy se considera que Dylan cambió la música estadounidense para siempre, su presentación de tres canciones con instrumentos eléctricos en el festival en Rhode Island, que marcó su paso al rock and roll eléctrico, fue abucheada por puristas del folk que lo veían como un traidor. Dylan regresó para una canción más en versión acústica: "It's All Over Now, Baby Blue".

La guitarra será subastada el 6 de diciembre, dijo Christie's a The Associated Press. La venta también incluye cinco lotes de fragmentos de canciones escritas a mano y con máquina de escribir que se encontraron dentro del estuche de la guitarra, las primeras versiones de algunos de los emblemáticos temas del músico. La casa espera vender estas canciones entre 3.000 y 30.000 dólares cada una.

Con el estilo clásico de distintos tonos de barniz conocido como sunburst y las cuerdas originales, con marcas por el uso, la guitarra estuvo en manos de una familia de Nueva Jersey por casi 50 años. Dylan salió del festival en un avión privado piloteado por el fallecido padre de dicha familia, Vic Quinto, quien trabajaba para el mánager del artista.

Su hija, Dawn Peterson, del condado de Morris, Nueva Jersey, ha dicho que su padre le preguntó a la empresa de representación del cantante qué podía hacer con la guitarra pero nadie le respondió.

El año pasado Dwan recurrió al programa de PBS "History Detectives" para tratar de dar fe de la autenticidad de la pieza. El programa usó a expertos como Andy Babiuk, un consultor del Salón de la Fama del Rock and Roll y dueño de una tienda de instrumentos musicales antiguos en Nueva York, y Jeff Gold, un experto en objetos relacionados a Dylan, quienes aparecieron en el programa. Ambos declararon sin duda alguna que los objetos pertenecieron a Dylan.

Babiuk comparó el instrumento con fotografías que se tomaron de la guitarra durante el festival en 1965.

"Pude comparar las vetas de la madera en el cuerpo de la guitarra ... y el las vetas únicas del diapasón de palo de rosa. Las vetas de la madera son como huellas digitales, son únicas", explicó Babiuk en una entrevista. "Basados en la evidencia, pude identificar que esta guitarra es la que tocó Bob Dylan en Newport".

Ni el abogado de Dylan ni su publicista respondieron a un correo electrónico y mensajes telefónicos en busca de comentarios. Dylan y Peterson, quien rechazó ser entrevistada, llegaron recientemente a un acuerdo legal por los objetos.

Los términos del acuerdo no fueron revelados pero le permitieron a Peterson vender la guitarra y las letras, según la revista Rolling Stone, que escribió en julio sobre la lucha de Peterson por validar la autenticidad del instrumento.

"Los representantes de Bob Dylan no están en contra de la venta de la guitarra, y están enterados del plan de Christie's de subastarla", señala un comunicado de Christie's.

Dylan solía considerar sus instrumentos como un medio para transmitir su arte, como vería un carpintero a su martillo, dijo el año pasado Howard Kramer, director de curaduría en el Salón de la Fama del Rock and Roll. "No creo que esté sufriendo por una guitarra que no ha tocado en 47 años. Si le importara habría hecho algo al respecto".

El fundador del festival, George Wein, dijo a la AP que cuando Dylan terminó de tocar, Wein estaba entre bambalinas y le dijo que regresara a tocar una pieza acústica porque eso era lo que la gente esperaba. Dylan dijo que no quería hacerlo y que no podía hacerlo porque sólo tenía una guitarra eléctrica. Wein pidió que les prestaran una y en ese momento unos 20 músicos levantaron sus guitarras acústicas para ofrecerlas.

Las letras a subastarse incluyen "In the Darkness of Your Room" y una primera versión de "Absolutely Sweet Marie" del álbum "Blonde on Blonde" de Dylan, así como tres canciones de la sesión de grabación del álbum de 1965 que no fueron publicadas sino hasta 1980: "Medicine Sunday" (el borrador se llama "Midnight Train"), "Jet Pilot" y "I Wanna Be Your Lover".

El hecho de que Dylan "usara una guitarra eléctrica cambió la estructura de la música folk", dijo Wein, de 88 años. "En el minuto en el que Dylan se volvió eléctrico, todos esos jóvenes dijeron, 'Bobby se volvió eléctrico, nosotros también vamos a ser eléctricos'''.

___

La periodista de The Associated Press Michelle R. Smith, en Providence, Rhode Island, contribuyó con este despacho.