Un fiscal federal dijo el jueves que comenzó una revisión formal de los hechos y las evidencias relacionadas con la muerte de un estudiante cuyo cadáver fue encontrado dentro de una colchoneta de lucha enrollada en el gimnasio de una secundaria.

El fiscal Michael Moore dijo que si descubre evidencia suficiente para ordenar una investigación penal por derechos civiles en torno a la muerte de Kendrick Johnson solicitará que la efectúe el FBI.

"Seguiré los hechos hacia donde conduzcan. Mi objetivo es descubrir la verdad", afirmó Moore.

El fiscal dijo que revisa la pesquisa previa a cargo de la oficina de un jefe policial y las dos autopsias efectuadas a Johnson, junto con fotografías, videos y demás evidencia e información.

"Estoy comprometido a hacer todo lo que esté a mi alcance para responder a las interrogantes que existen en este caso, o a tantas como me sea posible", apuntó.

El cadáver del adolescente de 17 años fue encontrado el 11 de enero envuelto en una colchoneta colocada de manera vertical en el gimnasio de la escuela después que sus padres denunciaran su desaparición la noche anterior.

La policía del condado de Lowndes concluyó que Johnson murió en un accidente extraño, pero su familia insiste en que alguien tuvo que asesinarlo.

David S. Weinstein, fiscal federal formal que ahora práctica en el sector privado en Miami, dio que es relativamente inusual la intervención de una autoridad federal para revisar una investigación una vez que la ha cerrado una jurisdicción local.

"Debe haber algo en la información que le proporcionaron (al fiscal Moore) que le hizo creer que era necesario echar otro vistazo al asunto", dijo Weinstein. "Debe haber habido algo que suscitó las dudas", apuntó.

La jurisdicción federal es relativamente limitada y las autoridades federales sólo pueden abrir una investigación penal por derechos civiles si encuentran evidencia de alguna irregularidad en el caso sea por parte de un agente policial o alguien que actuó como un agente.

___

El periodista de The Associated Press, Ray Henry, en Atlanta, contribuyó a este despacho.