Bolivia y Colombia se comprometieron a fortalecer el control migratorio en las fronteras como parte de un plan para mejorar la seguridad, informó el jueves el ministro boliviano de gobierno Carlos Romero.

La embajadora colombiana en La Paz, Martha Cecilia Pinilla y Romero se reunieron la tarde del jueves y firmaron un acta de compromisos donde acordaron "implementar un sistema común de alertas migratorias, prohibiciones y autorizaciones de ingreso y egreso, intercambio de antecedentes policiales sobre prófugos buscados o personas a las que se debe notificar con sentencia o requerimiento judicial".

Pinilla informó que en Bolivia viven con permiso legal 2.500 colombianos. "Desafortunadamente algunos, la gran minoría, ha venido a delinquir, eso queremos evitar y una alianza entre los estados es lo mejor", agregó.

"Hay colombianos y bolivianos que vienen y aportan al desarrollo de ambos países, pero también sabemos que la excepción a la regla es que ciudadanos colombianos pueden ingresar con el fin de cometer delitos y eso es lo que queremos evitar", expresó Romero.

En fechas recientes se encontraron fábricas de coca en Bolivia que eran administradas por ciudadanos colombianos.