Una amplia mayoría de estadounidenses sigue creyendo que el asesinato del presidente John F. Kennedy fue obra de una conspiración, pero el porcentaje que cree que Lee Harvey Oswald actuó por su cuenta está en su nivel más alto desde los años inmediatamente después del crimen, según una reciente encuesta Associated Press-GfK.

Cheryl Casati, de 62 años de edad y quien está jubilada tras trabajar 20 años para la Fuerza Aérea, vio los sucesos por televisión aquel día de noviembre de 1963. Se expresó "sumamente confiada" en que se trató de una conjura, en parte por el insólito asesinato de Oswald justo después del magnicidio.

"Las explicaciones oficiales tienen demasiadas deficiencias", relató Casati, quien vive en la zona de Phoenix. "Eso simplemente no pudo ocurrir así en ese entonces, y no es posible que (Jack) Ruby lo matara (a Oswald) así de fácil".

Pat Sicinski no está de acuerdo. Ella y su esposo recientemente visitaron el Depósito de Libros Escolares de Dallas. Tras ver por la misma ventana desde la cual Oswald supuestamente disparó contra el presidente, quedó convencida de que la Comisión Warren, que investigó el caso, tenía razón al decir que Oswald actuó solo.

"Está bien ser un poco escéptico, pero hay gente que lo lleva a extremos", dijo Sicinski, una ex empleada escolar de 68 años de edad.

Según la encuesta AP-GfK, realizada en abril de este año, el 59% de los estadounidenses cree que el asesinato de Kennedy fue obra de una conspiración, mientras un 24% cree que Oswald actuó por su cuenta, y 16% no está seguro. En el 2003, de acuerdo con una encuesta de Gallup, el porcentaje de estadounidenses que creía que el asesinato de Kennedy fue una conjura era de 75%.

La cifra actual de personas que creen que Oswald actuó por su cuenta es la más alta desde la época tres años después del homicidio, cuando el 36% de la gente opinaba que fue obra de una sola persona.

Robert Mawyer, de Blairsville, Georgia, es una de esas personas. El experto en ventas de productos tecnológicos, de 44 años de edad, recientemente se leyó "Killing Kennedy", del periodista de derecha Bill O'Reilly. Si todo lo que el libro dice es cierto, Mawyer no tiene objeción a la hipótesis de que Oswald actuó por su cuenta.

"La Comisión Warren dijo que eso fue lo que sucedió, así que me inclino a creerlo", dijo Mawyer, de 44 años.

Sin embargo, agregó, "supongo que es imposible saberlo a ciencia cierta".

Jon Genova está convencido de que un crimen de tal magnitud no pudo haber sido obra de una persona solitaria.

"Hay una serie de factores que, a mi parecer, no tienen sentido", dijo Genova, un ingeniero mecánico de Denver de 46 años de edad. "Hay pruebas que al parecer fueron tapadas, y hay documentos que se calificaron como secretos por un montón de años. Y además, me parece que a nivel político todo cambió después del asesinato de Kennedy, como si él había sido un obstáculo para los que vinieron después".

Los resultados son casi iguales para los que eran adultos y los que eran jóvenes en 1963. Un 55% de los adultos cree que se trató de una conspiración, comparado con 55% para los que eran jóvenes en esa época.

En cuanto a quién sería el responsable de tal conspiración, Genova sospecha que fue la CIA. Casati, quien se negó a divulgar su rango o especialidad militar, no estaba tan segura.

"Lo que sé es que Kennedy era muy independiente, tomaba decisiones que no eran muy populares en ciertos círculos".

La encuesta Associated Press-GfK Poll fue realizada entre el 11 y 15 de abril del 2013 por GfK Roper Public Affairs y Corporate Communications. Se realizó mediante llamadas telefónicas domiciliares o por teléfono celular, con 1.004 adultos a lo largo y ancho del país. Los resultados para la totalidad de la muestra cargan con un margen de error de 3,9 puntos porcentuales; para subgrupos el margen es mayor.

__

La editora de encuestas de la AP Jennifer Agiesta y la especialista en noticias de sondeos Dennis Junius contribuyeron a este despacho.