Paula Escalada Medrano

Consciente de lo complicado que es hoy sacar adelante una película en España, para la actriz Paz Vega encontrar un buen papel en su país es ver la luz a través del túnel, como le ha sucedido con el filme que está a punto de rodar, a las órdenes de Manuel Gómez Pereira.

"En España lo que está difícil es levantar una película, conseguir el dinero (...), porque está difícil la situación para todos y para la industria", dijo la actriz en una entrevista con Efe.

Por eso, aseguró, está "muy ilusionada" con "un proyecto muy interesante" de este director español, autor de filmes como "Entre las piernas" (1999) o "El juego del ahorcado" (2009), que rodará en Sevilla junto con el actor Juan Diego Boto.

Se llama "La ignorancia de la sangre", es una historia inspirada en la novela del mismo nombre escrita por Richard Wilson y en ella interpreta a una madre a la que le secuestran a un hijo y decide encontrarlo al margen de la policía.

"Estoy feliz, es una historia muy potente y es una manera de ver la luz al final del túnel. Me llena de ilusión el volver a España, rodar y ver que hay un proyecto que esta saliendo adelante y que finalmente se puede realizar", contó la actriz.

Vega está en México para presentar su primera película en este país "Espectro", una cinta de terror del director mexicano Alfonso Pineda Ulloa, que también ha sido la primera incursión de la actriz en este género.

"Fue una experiencia muy divertida. Aunque en la película sufro mucho y hay momentos de mucha tensión y hubo momentos en que lo pasé mal físicamente, fue muy divertido encontrar el arco dramático de esta mujer", dijo la actriz.

En ella interpreta a Marta, una vidente que "pasa por una situación extrema al principio y eso le hace desarrollar una serie de problemas psicológicos como la agorafobia o la paranoia, empieza a sentir cosas, a ver cosas".

La intérprete sevillana contó que se acercó a este género de un modo "muy intuitivo" ya que no tuvo mucho tiempo de prepararse el papel, aunque quedó muy satisfecha con el resultado.

"Quedé encantada con la experiencia de hacer una película de terror que no había hecho hasta ahora y con el hecho de haber conocido a un equipo tan fantástico de gente, de actores con tanto talento, del director", hasta el punto de que ya ha rodado otro filme con él, "El Jesuita", que se estrenará el próximo año.

Paz Vega suma así a México como uno de sus lugares de trabajo, después de haber rodado en numerosos países como Italia, Túnez o Estados Unidos, una variedad que a la actriz le fascina.

"No soy nada perezosa para hacer este tipo de cosas (...). Si hay algo que leo y me gusta y eso se hace en un lugar remoto como puede ser Túnez, Bulgaria o Brasil, pues por qué no".

La ganadora del premio Goya a la Mejor actriz revelación por "Lucía y el sexo" (2001) confesó que viajar, conocer otros equipos y otra gente "siempre es enriquecedor" para una persona tanto a nivel personal como profesional, y agregó que le gustan los "retos", no quedarse en su "zona de confort".

Además, contó, en México en particular se sintió muy bien gracias a que "la gente aquí es muy cariñosa" y desde el primer momento le hicieron sentir "como si estuviera en casa", aseguró.

"Me apoyaron, me arroparon mucho porque la verdad es que vine sin saber nada, sola, con mi maleta y no conocía a nadie y me lo hicieron pasar muy bien, disfruté muchísimo y ha sido una experiencia que nunca olvidaré", destacó.

Después de que acabe el rodaje del filme de Gómez Pereira, Vega volverá a Estados Unidos para grabar la cinta "A Fall from Grace" con el estadounidense Jennifer Lynch. EFE

pem/ag/ar