El jefe de los servicios de inteligencia de España dará un informe a puertas cerradas a una comisión parlamentaria sobre las denuncias de que España fue uno de los blancos del espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, según informó el presidente del gobierno Mariano Rajoy el miércoles.

No dijo cuándo tendrá lugar la presentación del jefe del Centro Nacional de Inteligencia Félix Sanz Roldán. Solo adelantó que hará una presentación a puertas cerradas durante una sesión de la comisión de secretos oficiales del Parlamento.

Rajoy hizo el anuncio un día después de que el jefe de la NSA, general Keith Alexander, dijo a una comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que millones de llamadas telefónicas de ciudadanos europeos fueron interceptadas como parte de un programa de la OTAN para proteger a los miembros de la alianza, pero que Estados Unidos no recogió la información por sí solo.

Las denuncias de que el espionaje abarcó a ciudadanos y líderes políticos generó una ola de críticas en toda Europa la semana pasada.

En un discurso ante el Parlamento, Rajoy no mencionó las declaraciones de Alexander, pero dijo que España tomaba las denuncias de espionaje por parte de los estadounidense "muy en serio". Reiteró que, de ser confirmadas, se trataría de actividades inaceptables.

España no tiene constancia por ahora de que haya habido actividades de espionaje estadounidense en el país.

Dos altos funcionarios alemanes, en tanto, se encuentran en Washington para tratar de comprobar la veracidad de denuncias de que las llamadas de la canciller Angela Merkel fueron interceptadas.

El portavoz de Merkel Steffen Seibert dijo el miércoles que su asesor de política exterior Christoph Heuseng y el coordinador de inteligencia Guenter Heiss se encontraban en la capital estadounidense, pero no reveló con quién planean hablar. Agregó que los jefes de los servicios de inteligencia nacional y para el extranjero también viajarán a Estados Unidos "en los próximos días", aunque no dio fechas.