El Senado italiano rechazó hoy que se lleve a cabo por procedimiento secreto la votación en el pleno que decidirá si se retira el escaño al ex primer ministro Silvio Berlusconi después de su condena en firme a 4 años de prisión por fraude fiscal.

Por siete votos a favor frente a seis en contra, la Junta para el reglamento del Senado decidió que en el procedimiento plenario, para el que aún no se ha fijado una fecha, se conozca el sentido de la votación de cada senador, lo que dejará en evidencia posibles rupturas de disciplina de los grupos.

Entre los senadores que votaron en la Junta a favor de que se sepa el sentido del voto, algo que se sale de la "praxis" habitual para estas cuestiones, se encuentra Linda Lanzilotta, vicepresidenta del Senado y miembro del partido Elección Cívica del ex primer ministro tecnócrata Mario Monti.

La decisión de la comisión parlamentaria deja ahora vía libre a que la Junta de Portavoces de la Cámara Alta ponga fecha a la votación de la posible expulsión de Berlusconi, toda vez que ya han establecido el calendario del pleno del Senado de aquí al próximo 22 de noviembre y esta cuestión no figura en él.

Entre los principales promotores de que el voto no se lleve a cabo en secreto estaba el Movimiento 5 Estrellas (M5S) del cómico Beppe Grillo y el Partido Demócrata del primer ministro, Enrico Letta, toda vez que, aunque su formación se opusiera, en el entorno de Berlusconi no se veía con malos ojos, pues hará que se sepa quién de los suyos le apoya realmente.

No se descarta, incluso, que el ex primer ministro dimita como senador para evitar las consecuencias de una "ley Severino" del Gobierno de Monti, que no solo impone que se expulse un parlamentario condenado a más de dos años de cárcel, sino que establece también que no pueda presentarse a las elecciones en los próximos años.

El ex primer ministro se encuentra a un solo paso de salir del Senado, después de que el pasado 4 de octubre otra comisión de la cámara alta votara a favor de su expulsión, lo que, de confirmarse en el pleno, supondría un nuevo duro golpe para el empresario, tras la rebelión en el seno de su partido a la que tuvo que hacer frente hace unas semanas por su decisión de retirar el apoyo al Gobierno.

El pleno del Senado deberá decidir ahora si ratifica la decisión de esa comisión, que ya había negado a "il Cavaliere" la posibilidad de que se suspendiera el proceso a la espera de un pronunciamiento sobre la "ley Severino" del Tribunal Constitucional o de la Corte de Justicia de la Unión Europea.

Berlusconi fue condenado por el Tribunal Supremo italiano el pasado 1 de agosto por fraude fiscal en el caso Mediaset a 4 años de prisión (que se quedan reducidos a 1 en base a una ley de indultos de 2006) y a una pena de inhabilitación que una Corte de Milán redujo de 5 a 2 años el pasado día 19, cuestión esta última aún recurrible.