Wall Street abrió hoy con subidas en los tres índices de referencia, y el Dow Jones de Industriales ganaba un 0,33 %, en una jornada en la que la Reserva Federal inicia su reunión para determinar si mantiene, al menos hasta la primavera próxima, las medidas de estímulo sobre la economía de EE.UU.

Media hora después del inicio de la sesión, ese índice subía 51,25 puntos para situarse en 15.620,18 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 se incrementaba un 0,23 % (4,09 unidades) hasta 1.766,20 enteros.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, por su parte, ganaba un 0,17 % (6,76 puntos) hasta 3.946,89 unidades.

Las cifras en verde reflejan el optimismo de los inversores de cara a la reunión del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal que comienza hoy, y que fijará la política del banco central para los próximos meses.

Los datos de desempleo de septiembre en EE.UU., peores de lo esperado, así como una recuperación económica que si bien avanza, sigue haciéndolo a un ritmo muy lento, llevan a los inversores a pensar que la Fed mantendrá sus políticas de estímulo económico, entre ellas la compra de bonos de deuda estadounidense.

Además, hoy se ha conocido que las ventas de los minoristas bajaron un 0,1 % en septiembre, debido principalmente a un menor ritmo en las ventas de vehículos automotores, otra señal para que el banco central prosiga con la inyección de liquidez.

Por su parte, las acciones de la farmacéutica Pfizer, que informó hoy de unos beneficios de 2.590 millones de dólares en el tercer trimestre, subían a esta hora en Wall Street un 1,17 %, liderando las ganancias del índice Dow Jones.

El resto de cifras en verde venían encabezadas a esta hora por Intel (1,03 %), AT&T (0,87 %) y Visa (0,76 %).

En el extremo opuesto de la tabla, al frente de los descensos se situaban Caterpillar (-0,90 %) y Microsoft (-0,69 %).

En el mercado Nasdaq, Apple, que ayer presentó resultados que no terminaron de convencer a los analistas en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los mercados, mantenía la tendencia a la baja y descendía un 0,30 %.

En otros mercados, el petróleo de Texas cambiaba de tendencia respecto de ayer y bajaba hasta los 98,22 dólares por barril, y por su parte, el oro, condicionado por la confianza de los operadores de que la Fed mantendrá sus políticas de estímulo económicos, también bajaba hasta 1.348,10 dólares la onza.

La rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años subía hasta el 2,530 %, mientras que el euro mantenía la tendencia a la baja de ayer y perdía terreno ante el dólar, de forma que la moneda europea se cambiaba a 1,3768 dólares.