En la noche en que los integrantes del Heat de Miami recibieron sus anillos de monarcas de la campaña anterior, el equipo tomó el control del partido en el segundo periodo para vencer 107-95 a los Bulls de Chicago y comenzar con una victoria la búsqueda del tricampeonato.

LeBron James anotó 17 puntos, Shane Battier embocó sus cuatro triples y el Heat le estropeó a Derrick Rose su regreso, en lo que fue el primer encuentro de ambos equipos en la nueva temporada.

Chris Bosh anotó 16 puntos, Battier totalizó 14, mientras que Dwyane Wade y Mario Chalmers aportaron 13 cada uno por Miami, que además desplegó un banderín conmemorativo del título que conquistó en 2013, en una ceremonia previa al partido.

El Heat se vio abajo en el marcador por 9-2 en el comienzo del encuentro, pero superó a Chicago por 52 puntos contra 24 en el resto de la primera mitad. Diez jugadores de Miami aportaron cifras de dos dígitos en puntos.

Rose sumó 12 unidades en 34 minutos de lo que fue su primer partido desde abril de 2012. Carlos Boozer se echó sobre las espaldas el ataque de los Bulls, al totalizar 31 puntos, y atrapó también siete rebotes.

Jimmy Butler anotó 20 unidades por los Bulls.