Obscurecerse la piel para disfrazarse de un personaje de televisión negro, ¿está bien para Halloween?

¿Qué tal una sudadera con capucha y la cara pintada de negro para un disfraz del adolescente de raza negra asesinado Trayvon Martin? ¿O una enorme fiesta con temática de África en Milán en la que la gente se pinta la cara y el cuerpo de negro?

Todos esos disfraces encabezaron titulares esta temporada de Noche de Brujas, y la respuesta a ellos, según expertos y estudiosos de la cultura africana, es que nunca están bien.

"La dolorosa historia de disfraces imitando a gente de color no es tan lejana como para que pensemos ahora que, de alguna manera, lo podemos hacer diferente o mejor", dijo Yaba Blay, coeditora de estudios africanos en la Universidad de Drexel en Filadelfia.

La actriz Julianne Hough lo aprendió de la peor manera. El fin de semana, tras un aluvión de críticas, se disculpó en Twitter por haber oscurecido la piel con maquillaje para disfrazarse como Crazy Eyes de "Orange is the New Black" en una fiesta de Hollywood.

Hough explicó en Twitter: "Soy una gran seguidora del programa Orange is the New Black, de la actriz Uzo Aduba y del personaje que ha creado. Nunca fue mi intención ser irrespetuosa o denigrar a nadie de ninguna manera. Veo que mi disfraz hirió y ofendió a la gente y me disculpo honestamente".

La línea divisoria entre el homenaje y la burla es muy delgada y los homenajes y rostros pintados de negro tienen el poder de borrar esa división, dijo Marita Sturken, profesora de medios, cultura y comunicación en la Universidad de Nueva York.

"Nunca es sencillo y si vas a ponerte un disfraz y pintarte la cara de negro no hay posibilidad de que haya matices", dijo. "No importa si es un personaje de un programa de televisión, eso no hace que se escape. Si ella se va a poner una substancia en el rostro eso es una cara pintada de negro y así se evoca una historia sumamente complicada".

Los disfraces de negros surgieron a mediados del siglo XIX en Estados Unidos, representando una combinación de desprecio, miedo y fascinación mórbida con la cultura negra, dijo Eric Lott, profesor de estudios americanos en el centro de posgrado de la Universidad de la Ciudad de Nueva York. Entre los ejemplos más famosos: Al Jolson y Eddie Cantor.

"Suele ser una forma de entretenimiento que se remonta a todo tipo de problemas, ya sea problemas políticos en torno a la esclavitud o una especie de problema mental por fantasear sobre la gente negra", dijo Lott, autor del libro "Love & Theft: Blackface Minstrelsy & the American Working Class" (1993).

En cuanto a Hough, expresó: "Simplemente es estúpido hacer algo así, es racista. Lo que hace una cara negra es darle a la gente blanca el privilegio de representar a la gente negra, de tomar esas imágenes y tratarlas como un objeto.

Kelsey Crowe, quien da clases de trabajo social en San Francisco, ha seguido el escándalo en Facebook. Considera que lo de Hough fue más un homenaje a Crazy Eyes que un insulto. Otros ejemplos recientes son mucho más alarmantes, dijo.

"Trayvon Martin, eso es terrible", lamentó Crowe sobre dos hombres de Florida cuyas fotografías circularon en los sitios de socialización antes de Halloween, que se celebra el jueves en Estados Unidos.

Uno tenía la cara pintada de negro con una supuesta herida de bala en el pecho y el otro tenía una supuesta pistola apuntando a la cabeza del chico e iba vestido como George Zimmerman, el vigilante voluntario que le disparó a Trayvon, de 17 años, en Florida y que fue absuelto en la corte.

Crowe tampoco aceptó los disfraces de negros en Milán. Pero en cuanto al de Hough, "no me pareció denigrante para nada", dijo.

"En otros casos las caras pintadas de negro se usan para burlarse de la gente, pero esto lo vi como una forma de representar un personaje que te gusta", dijo Crowe, quien se disfrazará de gato para Halloween junto con su hija de 3 años.

"A todos les gusta el personaje de Crazy Eyes. Pero creo que lo mismo se podría decir de Aunt Jemima", agregó en referencia a la mujer negra que ha sido emblema de la marca homónima de panqueques durante más de 100 años.

___

Leanne Italie está en Twitter como http://twitter.com/litalie