El centrocampista argentino Rubens Sambueza celebró la obtención del pasaporte mexicano de la mejor manera posible: con dos goles en la victoria del América por 3-1 sobre el Puebla y su firme candidatura a reforzar la selección mexicana.

En un trámite que se aceleró a última hora, el nacido hace 29 años en Neuquén recibió el pasado viernes su carta de nacionalización como mexicano y 24 horas más tarde, en partido de la decimoquinta jornada, se convirtió en la bujía del líder del Apertura mexicano para vencer al Puebla.

Sambueza es mencionado por la prensa local como opción para reforzar al Tri en los partidos de repesca del Mundial en noviembre contra Nueva Zelanda.

Se trata de un volante veloz y dúctil en el manejo del balón, con buen desdoblamiento al área del equipo rival y afinada definición.

Así lo demostró al poner en ventaja a su equipo q los 21 minutos al anticiparse a la salida del portero. Y seis minutos después al rescatar un rebote y enviar el balón al fondo de la red.

El llamado de Sambueza a la selección mexicana por el entrenador Miguel Hererra, que lo dirige en el América, depende por ahora del concepto de la FIFA, ya que el jugador jugó con la selección sub-17 el Mundial de la categoría en el 2001.

Formado en el River Plate, Sambueza debutó en México en el 2007 con los Pumas de la Unam. Allí jugó dos campeonatos. Luego pasó al Flamengo brasileño y regresó al River Plate en el 2009.

Volvió a México para reforzar al Estudiantes y luego pasó a las filas del América en el Apertura 2012.

Este fin de semana fue, quizá, el futbolista más observado de la Liga y con su desempeño respondió a la expectación. EFE

gb/jth