Cumplidos 15 partidos oficiales al frente del Barcelona, el técnico argentino Gerardo Martino aún no conoce la derrota y el martes medirá nuevamente su invicto por la 11ra fecha de la liga española, cuando el líder visite al Celta de Vigo.

El Barsa apenas ha cedido cuatro empates en la temporada, y solo uno de ellos en el campeonato, que comanda con 28 puntos de 30 posibles y seis de ventaja respecto al Real Madrid, al que derrotó el sábado por 2-1 en el clásico.

Los blancos ni siquiera marchan segundos, pues ese lugar lo sigue ocupando con tozudez el Atlético de Madrid que dirige el también Diego Simeone con 27 unidades y una sola derrota.

Es por ello, unido al aliento del pujante Villarreal (cuarto con 20 puntos), que el plantel de Carlo Ancelotti afronta con renovado sentido de urgencia su partido del miércoles ante el visitante Sevilla, que hilvana siete choques sin derrota.

El Atlético, que a su vez dio una demostración de poderío al golear 5-0 al Betis por la 10ma fecha, jugará el jueves en cancha del Granada.

El calendario apretado apenas da tiempo para el relajo, pues a la programación entre semana seguirá la disputa de 12da fecha, que inicia el viernes con el clásico ciudadano entre Barsa y Espanyol y seguirá con el "derbi" capitalino entre Rayo Vallecano y Madrid el sábado y el Atlético-Athletic de Bilbao el domingo.

"Ganar un clásico siempre es un golpe anímico, pero el Madrid sigue siendo rival hasta que las matemáticas digan lo contrario y el Atlético va a terciar. No hay lugar para quedarse cómodo. Seguiré en examen hasta que deje de ser entrenador de Barcelona, que siempre es favorito", comentó el lunes Martino, quien prescindió del central Gerard Piqué e insinuó más cambios en el once titular.

El Barsa se reencontrará en Vigo con numerosos conocidos como Rafinha Alcántara y Andreu Fontás, futbolistas formados en sus divisiones inferiores, y el técnico Luis Enrique, también ex jugador azulgrana y, curiosamente, uno de los candidatos que sonaron junto a Martino para reemplazar a Tito Vilanova cuando el timonel catalán recayó de su enfermedad en julio y se alejó del club.

El equipo celeste viene de golear 5-0 al Málaga pero permanece en situación precaria como 15to clasificado, al tiempo que el Barsa se congratula de su victoria en el clásico y, sobre todo, el notable rendimiento del brasileño Neymar, quien abrió el camino del triunfo con su cuarto gol de azulgrana y acumula también siete asistencias desde su arribo.

"Para ganarles, tenemos que dar nuestra mejor versión y ellos, tener un días espeso", opinó Luis Enrique.

Mientras Martino espera que el astro Lionel Messi, deslucido ante el Madrid, alcance su punto óptimo, en la capital española crece la ansiedad sobre el escaso rédito ofrecido hasta la fecha por el galés Gareth Bale, cuyo coste récord de traspaso no se ha visto reflejado sobre la cancha.

Ancelotti, en el disparadero por jugar con Sergio Ramos de mediocentro y Bale ocasionalmente de ariete en el Camp Nou, medita dar descanso al zaguero y suspira por contar ante el Sevilla con el concurso del organizador Xabi Alonso, cuya última participación con la camiseta blanca se remonta a 165 días atrás.

La agenda se complica aún más para los tres grandes a la semana siguiente, cuando el Barsa reciba al Milan, el Madrid viaje a Turín para enfrentar la Juventus y el Atlético rete nuevamente al Austria Viena por la fase de grupos de la Liga de Campeones.

De entre ellos, el equipo de Simeone es el que mejores síntomas exhibe por ahora, especialmente tras la fiesta redonda del domingo ante un atropellado Betis, cuando emergió una figura en ciernes como Oliver Torres, David Villa pareció recuperar el olfato goleador y Diego Costa engordó su cuenta como máximo cañonero en liga con 11 tantos, tres de ventaja respecto a Messi y el madridista Cristiano Ronaldo.

"La predisposición del grupo es lo que nos permite ser competitivos", subrayó Simeone.

La fecha arranca el martes con la visita del Málaga al Espanyol que dirige el mexicano Javier Aguirre previo al Celta Barsa, mientras que los cotejos Valencia-Almería, Valladolid-Real Sociedad y Osasuna-Rayo acompañaran el cruce entre Madrid y Sevilla el miércoles.

Junto al Granada-Atlético, completan la programación del jueves los emparejamientos Villarreal-Getafe, Athletic-Elche y Betis-Levante.