El breve arresto en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York del exministro sudafricano y antiguo activista contra el "apartheid" Tokyo Sexwale por figurar todavía en la lista de terroristas de Estados Unidos, como otros luchadores contra el régimen racista, ha provocado sorpresa y malestar en Sudáfrica, informó hoy la prensa local.

"El Gobierno ha planteado la cuestión de forma repetida a los EEUU y lo seguirá haciendo hasta que el asunto esté resuelto", dijo sobre la actualización de la citada lista el portavoz del Ministerio de Exteriores sudafricano, Clayson Monyela, en declaraciones recogidas por la agencia local de noticias Sapa.

Por su parte, Keith Khoza, portavoz del partido gubernamental Congreso Nacional Africano (CNA), que lideró la lucha contra el "apartheid" y al que pertenece Sexwale, se mostró partidario de que Sudáfrica aborde la cuestión de manera contundente con el presidente de EEUU, Barack Obama.

La detención se produjo la semana pasada en el control de inmigración del aeropuerto de Nueva York, durante un viaje de negocios de Sexwale a EEUU.

"Alegaron que representaba una amenaza para la seguridad internacional", relató al diario "The New Age" el asistente de Sexwale, Leslie Makhabela.

Makhabela contó asimismo que el exministro y hombre de negocios fue interrogado durante su detención.

A su vuelta a Sudáfrica, Sexwale pidió que la cuestión "se resuelva de una vez por todas".

"Todos los luchadores por la libertad están en la lista y esto es un problema desde hace mucho tiempo", explicó el portavoz de Exteriores sudafricano.

Considerados terroristas por muchos estados, buena parte de los activistas contra el "apartheid" tenían prohibida la entrada en los territorios de esos países.

Pese a que el CNA y otros partidos "antiapartheid" fueron legalizados por el Gobierno sudafricano en 1990, y Sudáfrica es un país democrático desde 1994, muchos luchadores contra el régimen supremacista blanco siguieron sin ser eliminados de la lista de terroristas de EEUU.

El líder de la batalla contra el racismo y expresidente sudafricano Nelson Mandela no dejó de ser oficialmente un terrorista para EEUU hasta 2008, cuando el entonces presidente George W. Bush borró su nombre de la relación de criminales políticos.

Sin embargo, Mandela había visitado EEUU en numerosas ocasiones hasta 2008, sin que sufriera en el aeropuerto incidentes como el de su antiguo camarada Sexwale.

El CNA fue introducido en la lista estadounidense de organizaciones terroristas por el presidente Ronald Reagan en la década de 1980.