La temporada de la NBA había culminado dos semanas antes y los Rockets de Houston ya estaban inmersos en otra reñida competencia para abrirse espacio en la Conferencia del Oeste.

Los Rockets fueron uno de los cinco equipos que recibieron audiencia en Los Angeles para seducir a Dwight Howard, el agente libre más cotizado, la clase de jugador con el talento necesario para inclinar la balanza en una conferencia muy competitiva.

Y salieron triunfantes frente a los esfuerzos de los Lakers de Los Angeles, los Mavericks de Dallas, los Warriors de Golden State y los Hawks de Atlanta.

Ahora, este equipo que estaba a la deriva en el Oeste tiene aspiraciones de ganar la conferencia y hasta el título de la NBA.

Howard, James Harden, Jeremy Lin y demás Rockets ya no serán un rival que emboscará a los demás. Forman parte de un nutrido grupo de fuertes equipos.

Los Spurs de San Antonio quieren intentarlo otra vez tras su dolorosa derrota ante Miami en la final de la liga. El Thunder de Oklahoma tiene a Kevin Durant y espera que Russell Westbrook se recupere de una lesión. Los Clippers de Los Angeles estrenan nuevo entrenador y reforzaron su reparto de jugadores suplentes.

Pero los Rockets insisten que están para escalar a la cima.

"Podemos llegar lo más lejos posible", dijo Harden. "Somos un equipo muy cohesionado. Con la adición de Dwight, estamos completos. Contamos con mucho talento. Ya no somos un equipo joven. El año pasado se hablaba que éramos los más jóvenes de la liga y podíamos escudarnos en esa excusa. Pero se nos agotaron las justificaciones".

Los Clippers contrataron a Doc Rivers, el ex entrenador de los Celtics que podría dar la orientación y liderazgo necesarios para un talentoso equipo en el que Chris Paul y Blake Griffin son las figuras emblemáticas.

También se produjeron cambios importantes en Memphis y Denver. Pero los Spurs siguen intactos, dispuestos a luchar por otra corona.

"El Oeste está complicadísimo y muy parejo", dijo Mike Miller, el especialista de triples que fichó con los Grizzlies. "No hay partidos fáciles en el Oeste, lo que hace que la temporada sea una extenuante batalla".

___

Cinco elementos a seguir en la conferencia:

¿EL OCASO DE LOS LAKERS?: Kobe Bryant se recupera de una lesión en el talón de Aquiles. No hay certeza sobre la fecha en la que podrá volver a jugar esta temporada. Bryant ha tapado bocas muchas veces en el pasado, pero los Lakers no hicieron un fichaje de lujo tras perder a Howard. Los escuderos principales de Bryant son Pau Gasol y Steve Nash, dos veteranos que en la pasada temporada se perdieron varios partidos por culpa de lesiones, además de trotamundos como Nick Young y Wes Johnson. No es descabellado pensar que podrían perderse los playoffs por primera vez desde 2005.

El THUNDER: Cuando Durant, Westbrook, Harden y Serge Ibaka perdieron ante el Heat en la gran final de 2012, todos esperaban que iban a ser los amos del Oeste. Pero las ataduras financieras provocaron que el Thunder cambiara a Harden a los Rockets tras esa final y su campaña en los últimos playoffs se descarrilló cuando Westbrook se lesionó la rodilla. Westbrook empieza la temporada recuperándose, así que el Thunder ya no es tan formidable como antes.

LOS WARRIORS AL ATAQUE: Los Warriors de Golden State fueron una de las grandes revelaciones el año pasado, alcanzando las semifinales de conferencia gracias a la increíble puntería de Steph Curry y Klay Thompson. Van por más tras adquirir a Andre Iguodala, Jermaine O'Neal y Marreese Speights, además de un Andrew Bogut listo para jugar desde el arranque de la campaña. "Este año, no creo que clasificarse a los playoffs sea nuestro objetivo", dijo David Lee. "Ir lo más lejos que se pueda es lo que buscamos. Si jugamos al máximo de nuestro potencial, podemos ganarle a cualquiera en el Oeste".

LOS SPURS DE SIEMPRE: Perdieron en siete partidos ante el Heat en la final. ¿Para qué cambiar? Los Spurs renovaron los contratos del argentino Manu Ginóbili y el brasileño Tiago Splitter. Tim Duncan y Tony Parker permanecen en San Antonio. La única adición significativa fue la de s Marco Belinelli para reforzar la banca. Las únicas bajas fueron las de Mike Budenholzer y Brett Brown, los colaboradores del entrenador Gregg Popovich, que aceptaron ofertas para dirigir a otros equipos.

UNOS NUGGETS DISTINTOS: Tras fijar un récord para la franquicia con 57 victorias, los Nuggets se abocaron a varios cambios. El gerente general Masai Ujiri se fue a Toronto y fue reemplazado por Tim Connelly. George Karl, ganador del premio al mejor técnico, fue despedido y reemplazado por Brian Shaw. Iguodala y Corey Brewer firmaron con otros equipos. "Esta liga es una de cambios y cómo uno responde a los cambios", dijo Connelly. "Buscamos crecer y cambiar. Podemos seguir creciendo".