El antesalista Will Middlebrooks obstruyó el paso del bateador emergente Allen Craig que se dirigía a la registradora en la novena entrada y marcó el triunfo de los Cardenales de San Luis por 5-4 sobre los Medias Rojas de Boston, en un final de partido poco común.

El triunfo de los Cardenales en el tercer juego los deja con ventaja de 2-1 en la Serie Mundial, que se juega al mejor de siete.

En el noveno episodio Jay hizo jugada de selección a la intermedia, y mientras que el receptor puertorriqueño Yadier Molina fue puesto out en la registradora, Middlebrooks obstruyó el paso a Craig, a quien al final le contaron la carrera que marcó el triunfo de los Cardenales.

En la jugada Middlebrooks, que se deslizó cerca de la almohadilla, levantó ambas piernas para impedir el paso de Craig, por lo que el "umpire" de tercera base, Jim Joyce, inmediatamente señaló la obstrucción.

Craig siguió su recorrido rumbo a la registradora, a donde llegó deslizándose y el receptor Jarrod Saltalamacchia trató de ponerlo out, pero el "umpire" de la timbradora, Dana DeMuth, señaló que había llegado "safe" e inmediatamente apuntó hacia la tercera almohadilla, confirmando la obstrucción previamente señalada.

Esta vez el ataque fue dirigido por el guardabosques Matt Holliday, que remolcó tres de las cinco carreras de los Cardenales.

Holliday pegó dos veces en cinco oportunidades en la caja de bateo, remolcó tres anotaciones y pisó una vez la registradora.

En el primer episodio Holliday fue el encargado de darle movilidad a la pizarra con sencillo al jardín derecho para remolcar al segunda base Matt Carpenter.

El receptor puertorriqueño Yadier Molina también colaboró remolcando una anotación.

En ese mismo primer episodio el boricua pegó sencillo al jardín izquierdo para mandar a la timbradora a Holliday con la segunda anotación del partido.

Molina se fue casi perfecto al hacer contacto con la bola en tres de las cuatro ocasiones en que viajó a la caja de bateo, y dejó en .417 su promedio con el madero.

Su compatriota el guardabosques Carlos Beltrán, que jugó teniendo lastimadas las costillas del costado derecho, se fue en blanco en dos enfrentamientos con los lanzadores enemigos, pero llegó a la registradora en una ocasión.

En la séptima entrada, Holliday conectó doble a lo profundo del jardín izquierdo para impulsar las anotaciones de Beltrán y de Carpenter.

La victoria en la lomita se la acreditó el cerrador Trevor Rosenthal (1-0) en una entrada y dos tercios, permitió un imparable, y retiró a dos por la vía del ponche.

El relevo dominicano de los Cardenales, Carlos Martínez, sacó el primer out del octavo episodio, permitió un imparable y dos carreras y regaló una almohadilla, y posteriormente cedió la pelota a Rosenthal.

Por los Medias Rojas el ataque fue dirigido por el guardabosques Daniel Nava, que remolcó dos anotaciones.

Esta vez el dominicano David Ortiz, que debido a las reglas que rigen en la Liga Nacional no pudo jugar como bateador designado, salió cubriendo la primera base.

Ortiz hizo dos viajes a la caja de bateo y aunque pegó una vez no pudo mostrar la explosividad característica de su bate ni la productividad con que ha dirigido los ataques de Boston.

La derrota fue para el relevo Brandon Workman (0-1) en una entrada y un tercio, permitió dos imparables, una carrera, dio una base y retiró a uno por la vía del ponche.

El primer relevo de los Medias Rojas, el venezolano Félix Doubront, subió a la lomita después de que el abridor Jake Peavy le cedió la bola al inicio del quinto episodio.

Doubront trabajó dos entradas, fue castigado con un imparable y regaló un pasaporte.

El cuarto partido del Clásico de Otoño se llevará a cabo el domingo, nuevamente en el Busch Stadium de los Cardenales, que subirán a la lomita a su abridor Lance Lynn, mientras que los Medias Rojas abrirán con Clay Buchholz, quien reconoció no estar en su mejor forma física.