El productor musical Quincy Jones ha demandado a los gestores del patrimonio de Michael Jackson por los derechos de autor que le deben por ser el autor de algunos de los éxitos del fallecido cantante.

Según recoge la prensa estadounidense, la demanda presentada por Jones ayer, reclama 110 millones de dólares a los herederos del rey del pop en compensación por los "daños sufridos".

El texto de la demanda añade, según medios estadounidenses, que los encargados de este patrimonio "modificaron" parte de la música que Jones produjo para Jackson, privándolo así del pago de derechos de autor y otras ganancias.

Jones acusa también a los gestores del patrimonio de Jackson y a la discográfica Sony de romper un acuerdo que "le otorgaba los derechos para remezclar grabaciones originales de Jackson".

El que produjera también algunos de los grandes éxitos del fallecido cantante, como "Off the wall" y "Thriller", incluye en la demanda que un juez ordena que los encargados del patrimonio "entreguen un recuento completo de sus ganancias" para determinar cuánto se le debe. EFE