Henrikh Mkhitaryan inspiró al Borussia Dortmund para conseguir una victoria de 3-1 sobre su acérrimo rival Schalke el sábado en la Bundesliga, mientras que el líder Bayern Munich sobrevivió un susto para escapar con una victoria de 3-2 sobre Hertha Berlin.

Mkhitaryan participó en todos los goles del Dortmund, luego que el derby del Ruhr se viese demorado por bengalas que causaron una nube de humo sobre la sección de los hinchas del Borussia.

Cuando el árbitro Knut Kircher sacaba a los dos equipos de la cancha, el arquero de Dortmund Roman Weidenfeller pidió a hinchas encapuchados que cesasen de lanzar bengalas, pero en lugar de ello recibió algunas en su dirección.

"Éstas no son imágenes agradables, por decir lo menos", dijo el entrenador del Dortmund, Juergen Klopp. "Uno siente pena a veces por esto. Suelo estar orgulloso de nuestros seguidores, pero esto alteró el partido en el sentido más auténtico de la expresión. Ganamos a pesar de esto, no debido a esto".

Una vez se reanudaron las acciones, Dortmund se apoderó de la iniciativa. Mkhitaryan le filtró un pase a Marco Reus, quien cruzó el balón para el remate de Pierre-Emerick Aubameyang y el primer gol, a los 14 minutos.

Schalke tuvo una oportunidad de igualar luego que Neven Subotic concediese un penal por una falta sobre Christian Fuchs a los 30, pero el disparo de Kevin-Prince Boateng fue parado por Weidenfeller.

Mkhitaryan encabezó un contraataque que llevó a un cañonazo de Nuri Sahin desde 21 metros a los 51 minutos, y el mediocampista armenio inició otro a los 74 para que Jakub Blaszczykowski sellase el resultado, 12 minutos después que el substituto de Schalke Max Meyer anotase el único de los suyos.

El líder Bayern tuvo que sudar para ganar y extender a 35 partidos su racha invicta en la liga, además de sentirse agradecido de no conceder un penal en tiempo de descuento. Hertha protestó cuando Adrián Ramos cayó al suelo por una falta del último defensor, David Alaba, al borde del área.

Ramos había anotado rematando de cabeza un tiro de esquina de Per Ciljan Skjelbred a los cuatro minutos, y Hertha pudo haber estado arriba 2-0 poco después, cuando un disparo de Anis Ben-Hatira se estrelló en el larguero.

Hubo más malas noticias para Bayern cuando Toni Kroos y Arjen Robben tuvieron que salir con problemas en la ingle. Pero los substitutos Mario Goetze y Mario Mandzukic ayudaron a cambiar las suertes del partido.

Mandzukic anotó a los 29 minutos, apenas tres después de haber ingresado, con un cabezazo sobre un tiro libre de Ribery.

Bastian Schweinsteiger envió otro tiro libre que el croata remató a las redes a los 51.

Goetze puso la pizarra 3-1 con otro cabezazo tres minutos más tarde, y cuatro antes de que Ben-Hatira descontase por el club berlinés, el único que no ha parecido intimidado por Munich esta campaña.

En otros duelos de la jornada, Bayer Leverkusen se impuso 2-1 a Augsburgo 2-1; Mainz venció al colista Eintracht Braunschweig 2-0; y Hannover cayó 4-1 en casa contra Hoffenheim.