Atlanta (GA), 24 oct (EFEUSA).- La aparente cura de una menor de tres años infectada con el VIH al nacer, podría significar una luz de esperanza para otros menores en un futuro, luego de que nuevos estudios confirmaran que la niña sigue sin desarrollar la enfermedad.

"Este caso resalta el potencial de una terapia rápida para llevar a una remisión a largo plazo en aquellos que ya han sido infectados al bloquear la formación de las propias reservas virales responsables de reavivar la infección una vez que el tratamiento cesa", señaló Katherine Ruiz De Luzuriaga, inmunóloga de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts y una de las autoras del informe.

Pese a que los médicos e investigadores se muestran reacios a declarar a la menor como totalmente curada, el más reciente estudio sobre su condición, publicado ayer en la última edición del New England Journal of Medicine, encontró que no hay rastros del virus en su organismo.

La menor, que empezó a tomar una fuerte combinación de medicamentos antivirales desde que nació hasta los 18 meses, registró una disminución progresiva en sus niveles de VIH hasta ser casi indetectables un mes después de haber nacido.

Hannah Gay, la pediatra que la atendió al nacer tomó la drástica decisión (de empezar el tratamiento) al darse cuenta de que la madre de la pequeña era VIH positiva, aunque normalmente los médicos esperan hasta que el virus se manifiesta para empezar el tratamiento.

Los expertos apuntan al tratamiento temprano y la combinación de medicamentos potentes como la fórmula que en este caso podría haber evitado que se dieran las condiciones necesarias para que el virus se desarrollara.

Si bien la comunidad médica reconoce deben hacerse más investigaciones para comprobar la eficacia de esta opción, reconocen de que estos hallazgos podrían cambiar en un futuro la forma en la que la que la infección es tratada en los recién nacidos en todo el mundo.

Un estudio financiado con fondos federales que empezará a principios del 2014 analizará si esta opción de tratamiento puede ser utilizada en otros recién nacidos infectados con VIH.

Cerca de 3.3 millones de niños viven con VIH a nivel mundial y más de 260.000 son contagiados por sus madres al nacer. EFE