Washington, 24 oct (EFEUSA).- El Museo de Arte Americano del Instituto Smithsonian de Washington inaugura mañana una exposición en la que, a través de casi un centenar de cuadros, fotografías, esculturas y montajes, repasa la influencia de los artistas de origen hispano en el arte de Estados Unidos desde mediados del siglo XX.

La muestra, titulada "Nuestra América: la presencia latina en el arte de Estados Unidos", cuenta con un total de 92 obras de 72 artistas, todas ellas procedentes de los fondos del museo, pese a que la mayoría (63) fueron adquiridas en los últimos tres años, y permanecerá abierta hasta el próximo 2 de marzo.

El objetivo de la exposición es sacar a la luz a los creadores nacidos, educados y residentes en Estados Unidos, aunque de descendencia hispana, ya que hasta ahora, según aseguró a Efe la comisaria de la muestra y responsable de Arte Latino del Museo de Arte Americano, Carmen Ramos, "estaban ausentes".

Luis Jiménez, Adál, Christina Fernández, Ester Hernández, Jesús Moroles o Ana Mendieta son algunos de los nombres que el Smithsonian pretende "integrar en una nueva visión del arte y la cultura de Estados Unidos".

"Algunos sí, pero la mayoría de estos artistas no fueron incluidos en importantes exhibiciones o libros sobre la cultura norteamericana y esta exposición intenta presentar esa relación entre el desarrollo del arte latino desde mediados del siglo XX hasta el presente", explicó Ramos.

"Nuestra América" -título tomado de un ensayo de José Martí, en el que reivindica el panamericanismo- está formada por una amalgama de piezas de diferentes soportes, estilos y temas que tienen en común la procedencia latina de sus artistas (de México, Puerto Rico, Cuba y la República Dominicana).

Los orígenes latinoamericanos o las referencias al contexto en que vivieron los artistas se combinan en esta exposición.

Es el caso de "Hombre en llamas", una escultura de Luis Jiménez de 1969 que alude a las protestas contra la guerra de Vietnam al mismo tiempo que recuerda al emperador azteca Cuauhtémoc, torturado con fuego por los conquistadores españoles y que abre la muestra.

La inmigración es otra constante, retratada en una serie de imitaciones de pasaportes, de Adál, en las que las fotografías están desenfocadas, como símbolo de la pérdida de identidad que implica la partida o en instantáneas de mayor tamaño que captan los primeros pasos en Estados Unidos de inmigrantes.

También las fiestas populares y la vida cotidiana de los hispanos en Estados Unidos, así como la mirada latina a las costumbres estadounidenses, aparecen en la exposición, en cuadros que abarcan desde la abstracción hasta el realismo.

Pero "Nuestra América" también reserva un espacio para la crítica social y la reivindicación de los derechos de su comunidad, por ejemplo a los estereotipos de los estadounidenses respecto a los hispanos difundidos por la televisión, el cine, la publicidad y la prensa.

Una muestra de ello es una obra de Adál en que se proyectan fragmentos de la película "West Side Story", que narra la historia de amor entre un estadounidense y una puertorriqueña, mezclados con otras imágenes, en una pequeña pantalla dentro de una maleta y que pone de relieve las omisiones sociopolíticas del musical.

"Algunos artistas influenciados por el activismo de los movimientos de derechos civiles latinos, se alejaron del discurso puramente formalista para enfrentar las cuestiones urgentes del momento. Otros artistas se entregaron con entusiasmo a la abstracción", detalló Carmen Ramos.

La exposición, en todo caso, trata de reflejar la diversidad de las comunidades latinas de Estados Unidos y de mostrar, según Ramos, "a los artistas latinos como los artistas estadounidenses que son".

"Nuestra América" supone la culminación de una iniciativa que está llevando a cabo el Museo de Arte Americano del Smithsonian para crear una colección de arte latino en la capital del país, en la que ha estado trabajando los últimos tres años.

Tras finalizar su estancia en Washington, la exposición emprenderá una gira por seis ciudades de Estados Unidos: Miami (del 28 de marzo al 22 de junio de 2014), Sacramento (del 21 de septiembre al 11 de enero de 2015), Salt Lake City (del 6 de febrero al 17 de mayo de 2015), Little Rock (del 16 de octubre de 2015 al 17 de enero de 2016) y Wilmington (del 5 de marzo al 29 de mayo de 2016). EFE

acv/jms