La mañana del 22 de noviembre de 1963 Lee Harvey Oswald dejó su anillo de bodas en una taza sobre la cómoda y 170 dólares en uno de sus gavetas antes de dirigirse al edificio del depósito de libros escolares de Texas en Dallas.

El anillo, que tiene grabados la hoz y el martillo y que perteneció al hombre acusado del asesinato del presidente John F. Kennedy, ocurrido más tarde ese día, es uno de cerca de 300 artículos vinculados con ex presidente que se subastarán el jueves en Boston.

Bobby Livingston, vicepresidente ejecutivo de la casa de subastas RR Auction, de Nueva Hampshire, dijo que el anillo es una "importante prueba ".

"Nos brinda la oportunidad de entender mejor la mentalidad de Lee Harvey Oswald", dijo Livingston, quien agregó que el anillo podría venderse en 100.000 dólares o más.

Fue hace poco que Marina Oswald Porter, la vendedora del artículo y viuda de Oswald, recuperó el anillo, que aparentemente quedó olvidado en los expedientes de un abogado de Fort Worth que trabajó para ella.

Con el 50mo aniversario del asesinato de Kennedy, ocurrido en el centro de Dallas, a punto de cumplirse en noviembre, la casa de subastas ha reunido artículos que van desde ropas y las cuentas de un rosario de Kennedy, hasta el manual de uso del fusil de la Infantería de Marina de Oswald y un sombrero usado por Jack Ruby, el propietario de un club nocturno que mató a Oswald dos días después del asesinato de Kennedy.

Junto con el anillo hay una carta manuscrita de cinco páginas con fecha 5 de mayo de 2013 en la que Porter escribe: "A estas alturas de mi vida no deseo tener el anillo de Lee conmigo porque simbólicamente deseo deshacerme del pasado vinculado con el 22 de noviembre de 1963".

A su petición, la casa de subasta no reveló el contenido completo de la carta, en la que Porter documenta la historia del anillo, desde su compra en la entonces ciudad soviética de Minsk, ahora capital de Bielorrusia, antes de su boda del 30 de abril de 1961, hasta la manera en que fue dejado en la cómoda del hogar de su amiga Ruth Paine, donde ella y sus hijos vivían cuando Kennedy fue asesinado. Oswald, que durante la semana vivió en una casa de huéspedes cerca del centro de Dallas, generalmente sólo visitaba el fin de semana.

El jueves también se subastarán el auto blanco Lincoln Continental en que el presidente y la primera dama pasearon horas antes del asesinato y la ventana de un sexto piso desde la que se cree que Oswald disparó. La ventana fue retirada por el dueño del edificio semanas después del atentado.