El Salvador y Guatemala son los países de Centroamérica que menos invierten en la niñez y la adolescencia, que representan el 42 % de los 44 millones de habitantes de la región, alertó hoy un estudio regional, que instó a hacer mayores esfuerzos fiscales y lograr un pacto social.

Un informe del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), presentado este miércoles en Tegucigalpa, analiza la inversión pública que destinan los gobiernos de la región a garantizar y proteger los derechos de la niñez y la adolescencia.

El Salvador destina en promedio el 4,3 % de su producto interno bruto (PIB) a la inversión pública en la infancia, mientras que Guatemala invirtió el 4 %, dijo el director ejecutivo del ICEFI, el guatemalteco Jonathan Menkos, en una rueda de prensa.

Los gobiernos de ambos países deben "hacer mayores esfuerzos fiscales para lograr una mayor universalización de los bienes públicos para niños y adolescentes", agregó

En cuanto a Costa Rica y Honduras, los países que más invierten en la infancia, destinan en promedio el 8,3 % y el 8,5 % de su PIB, respectivamente, según el estudio, denominado "La inversión del gobierno central en niñez y adolescencia en Centroamérica".

En el caso de Nicaragua, la inversión en la infancia fue del 5,9 % del PIB.

El experto señaló que los países centroamericanos no invierten "lo necesario" en el desarrollo de la infancia debido a que tienen una "política fiscal bastante debilitada" y a la "presión" del pago de la deuda pública, que en 2012 sumó unos 68.479 millones de dólares.

Por ello, exhortó a Centroamérica a "integrar" las políticas públicas para lograr que sean "mucho más efectivas y transparentes" y, además, saber en qué se invierten los recursos.

Además, invitó a los gobiernos centroamericanos a "firmar un pacto social que permita distribuir el bienestar, que hoy está en pocas manos".

El informe señala que la capacidad de respuesta de los Estados centroamericanos para enfrentar los desafíos de la niñez pasa por "la robustez o impotencia de las políticas sociales, económicas y la focalización de los recursos en las áreas que permitan cerrar las brechas de inequidad, exclusión y desprotección".

Centroamérica también debe destinar recursos para reducir la violencia y así mejorar "el ambiente" en el que viven los niños en el istmo, dijo el director de Plan Internacional para Honduras, Matthew Carlson, en la misma rueda de prensa.

Agregó que el "mayor desafío" de Centroamérica es "aprender a escuchar a los niños", ya que esta población "tiene las respuestas a muchos problemas".

Carlson indicó que los países centroamericano deben "mejorar tanto en cantidad como en calidad" las inversiones destinadas a la niñez.

Las inversiones que la región destina a la infancia "están lejos de ser suficientes" y, además, lamentó que lo que se invierte "no se esta invirtiendo bien".

El estudio que realizó el ICEFI se hizo en el marco del proyecto "Construyendo Democracia en Centroamérica", que es financiado por la Unión Europea y Plan Internacional.ACAN-EFE

ac/rsm