El sultán de Brunei ha anunciado que una nueva ley penal islámica que pudiera incluir penas como la amputación por robo o la lapidación por adulterio se harán cumplir en seis meses.

El sultán Hassanal Bolkiah dijo el martes en un discurso que el Código Penal Islámico debe considerarse una forma de "guía especial" de Dios y será "parte de la gran historia" de la pequeña monarquía petrolera en la isla de Borneo.

El tribunal islámico de Brunei se había dedicado anteriormente a disputas familiares. El sultán había querido implementar la nueva ley desde hace años para fortalecer la influencia del islam en Brunei, donde los musulmanes son dos terceras partes de una población de unos 420.000 habitantes.

Las minorías son en lo fundamental budistas, cristianos y personas con creencias indígenas locales.