Los Giants de Nueva York ganaron al fin en la campaña al maniatar a Adrian Peterson y al convertir los errores de Minnesota en una victoria de 23-7, el lunes por la noche.

Nueva York comenzó la temporada con seis derrotas. En todos esos partidos, fueron el equipo que regaló el balón y que mostró una endeble defensiva. Pero ante los Vikings (1-5), los Giants fueron suficientemente eficaces y despojaron a Minnesota del ovoide en tres ocasiones.

Peterson, el Jugador Más Valioso de la temporada anterior, fue limitado a 28 yardas, cinco días después de que su hijo de 2 años fue sepultado en Dakota del Sur. El hombre que supuestamente causó la muerte del menor fue acusado el lunes de asesinato en segundo grado.

Peterson no recibió ayuda de un oxidado Josh Freeman, quien debutó como quarterback de los Vikings.

Josh Brown convirtió tres goles de campo, Rueben Randle atrapó un pase de 24 yardas para una anotación y Peyton Hills logró otro touchdown durante un acarreo, por Nueva York (1-6).