El profesor de economía Franco Parisi amenaza el pronosticado segundo lugar de la candidata oficialista Evelyn Matthei en las elecciones presidenciales de Chile del 17 de noviembre y podría forzar a una segunda vuelta, aguando los deseos de la socialista Michelle Bachelet de triunfar sin necesidad de balotaje.

En un encuentro con la prensa extranjera, Parisi dijo que "si nosotros llegamos a La Moneda, (la sede de gobierno), el poderoso va a ser menos poderoso".

Parisi, de 46 años, no utiliza los términos especializados de los economistas. Un par de micro programas en televisión lo llevaron a la fama tras enseñar, sencillamente, qué son y cómo calcular los intereses convencionales, cómo hacer un currículum y cómo salir de las deudas.

Se declara independiente y transversal a los partidos políticos, aunque sus ideas y muchos de sus seguidores pertenecen a la derecha oficialista. Parisi, que pocas veces abandona su sonrisa, se define "como un profesor que quiere ser presidente".

Una encuesta de la Universidad Diego Portales indicó a mediados de octubre, con un margen de error de 3%, que la exmandataria Bachelet (2006-2010) ganaría las elecciones presidenciales con un 38%, seguida de Matthei con 12% y Parisi con 11%.

Otro sondeo de Radio Cooperativa-Imaginaccion del martes predijo el triunfo de Bachelet con 36%, seguida de Matthei con 22% y Parisi con 16%.

En tanto, un sondeo difundido el martes por la Escuela de Negocios de la Universidad de Viña del Mar señala que si las elecciones fueran el próximo domingo, Bachelet obtendría un 27%, Parisi 20%, Matthei 19, y el independiente de izquierda Marco Enríquez Ominami un 7%.

Según la legislación chilena para ganar en primera vuelta el candidato debe obtener el 50% más un voto.

Analistas políticos no ven improbable que Parisi se ubique en el segundo lugar y resaltan la sorpresa que pueden brindar los cinco millones de nuevos electores que tienen derecho a participar en las elecciones de noviembre.

Parisi fue cadete de la Escuela Militar en plena dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y asegura que en el plebiscito de 1988 votó en contra de que el general extendiera su mandato hasta 1998.

Antes de ser conocido por televisión, era vicedecano de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile y fue profesor en varias universidades chilenas y extranjeras. Pero más tarde vino la cesantía porque "de todos lados me han pedido que renuncie".

Parisi, que carece de apoyo partidario, dice que si llega al poder subirá de un 20% a un 26% el impuesto a las grandes empresas, bajará de 19% a 10% el gravamen a los alimentos básicos, fortalecerá la educación pública, impulsará una nueva constitución en reemplazo de la legada por Pinochet y disminuirá los precios de la energía para "poner más plata en el bolsillo de las personas".

Se declara creyente "en Dios sin marca registrada" y a favor del matrimonio gay y el aborto terapéutico.

Se dice preocupado por su futuro porque "creo que nadie me va a contratar" tras haber criticado ácidamente a los grupos económicos, los partidos políticos, las poderosas administradoras de los fondos de pensiones y los dueños de las lucrativas prestadoras de salud privada. Hasta ha pensado en trabajar fuera de Chile, pero dice que no quiere alejarse de sus mellizos de seis años y su bebé de 10 meses.

"Viví mucho tiempo afuera, ahora soy separado. ¿Cómo lo hago''', se lamentó ante una consulta de la AP.

------

Eva Vergara está en Twitter como: http://twitter.com/evergaraap